Reactivan plan ‘Mochila Segura’ en los colegios para prevenir el microtráfico

Funcionarios policiales en coordinación con la Defensoría de la Niñez, directores de colegios y junta de padres de familia dan anuencia a los controles. Esta jornada se ejecutó el plan en la unidad educativa Santa Ana del barrio Oriental
Jessica Vega Muñoz

Con la finalidad de evitar que estudiantes caigan en el consumo de drogas o trafiquen sustancias controladas, la Policía reactivó el plan «Mochila Segura», realizando operativos sorpresa en establecimientos educativos.

El director de Radio Patrulla 110, coronel Marco Cortez, encabezó el primer operativo en el módulo educativo municipal Villa Bolivia, donde funciona el colegio Santa Ana y el CEA Oriental, ubicado entre cuarto y quinto anillo del barrio Oriental.

«Tenemos posibilidad de implementar el plan ‘Mochila Segura’, estamos volviendo a aplicar esta estrategia para prevenir que la amenaza ingrese por los alumnos. Se sabe que hay venta de sicotrópicos al interior de las unidades educativas y hoy le tocó a este colegio», recalcó.

El trabajo se ejecuta en coordinación con la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, la junta de padres de familia, policías de la Estación Policial Integral (EPI) 8, Radio Patrullas 110 y los canes adiestrados. «Por el momento no hemos tenido ninguna novedad, no hemos encontrado ningún tipo de sustancia. En caso de encontrar alguna sustancia se van a tomar las medidas correctivas», sostuvo.

Detalló que esta operación no se puede ejecutar en todas las unidades educativas al mismo tiempo o en un corto plazo, sino que, de forma aleatoria, visitarán de sorpresa a los colegios para hacer la requisa.

«Hay poco personal, pero vamos a ir atendiendo de a poco toda la demanda de la ciudad», dijo.

Para aplicar el plan en el establecimiento educativo, la dirección del colegio debe hacer la solicitud a la Policía de la zona y tener la anuencia y firma de los padres de familia. Luego, junto con la Defensoría de la Niñez y Adolescencia se organiza la inspección.​​

La Policía, al recibir la solicitud, hace un trabajo de inteligencia no solo a los estudiantes sino también a los alrededores del colegio para verificar si existen microtraficantes. La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) realiza una inspección para dar con los posibles autores del delito y procesarlos.