Saavedra rechaza presencia de Demócratas en la alianza con UCS y señala que «solo demuestra la falta de liderazgo de Gary Áñez»

Desde Comunidad Autonómica se apunta a un acuerdo entre las tres fuerzas (UCS, MAS y Demócratas) para la gobernabilidad en el Concejo.

Fuente: El Deber

Las repercusiones de la última sesión del Concejo Municipal de Santa Cruz de la Sierra siguen levantando polvareda entre las diversas fuerzas políticas. Al concejal opositor Manuel Saavedra (Demócratas) no le gustaron las reiteradas alusiones por parte de Comunidad Autonómica sobre una alianza entre su agrupación con UCS y el MAS. Desde su arresto domiciliario pide pruebas que demuestren dicho acuerdo.

«No tienen ninguna prueba, que dé una prueba de esa alianza», enfatiza el concejal en una conversación con EL DEBER. Las afirmaciones vertidas por el líder de CA, Gary Áñez, y el jefe de bancada de la misma agrupación en el Concejo, Juan Carlos Medrano, «son una más de sus mentiras», apunta.



‘Mamén’ Saavedra permanece con arresto domiciliario dispuesto por un juez mientras avanza la investigación por el caso de supuesta publicidad fantasma interpuesto por la Gobernación cruceña. Debido a esta situación jurídica no participó la la sesión el pasado martes. Su suplente, Luis Alberto Vaca, votó a favor de la presencia de Lola Terrazas en la directiva del  Concejo como vicepresidenta del órgano deliberativo.

«No votamos por la directiva. Votamos por un espacio de la oposición en la directiva», resalta Saavedra al recordar la posición de Demócratas. Hasta ese momento, la postura se había centrado en pedir un cambio de reglamento en el Legislativo que permitiera a todos los concejales, independientemente de mayorías y minorías, optar a los espacios de la directiva.

Desde Demócratas se ha rechazado los intentos de vinculación con la UCS y el MAS. «Fue de la bancada de él (en alusión a Gary Áñez) que salió la propuesta. Que arregle su casa antes de echarle el perro muerto a otro», sentencia Saavedra.

El edil opositor recuerda su labor durante el pasado año. «Hemos sido los primeros fiscalizadores de las acciones de la Alcaldía», asume. Reconoce que en ocasiones han trabajado junto a la bancada de CA para cuestionar al Ejecutivo. «La fiscalización debería ser una tarea de todos. Lo correcto es que todos fiscalicen. Cada uno hace su trabajo. Si se coincide, fantástico», manifiesta.

Para Saavedra, la única alianza evidente en el Concejo es la que une a UCS y MAS. «No fiscalizan nada», aclara.

Deja entrever que pudiera existir «un contubernio» entre UCS y CA «para aprobar algunas leyes que le favorecen al alcalde. Eso debe preocuparles», agrega. Se refiere al apoyo ofrecido por concejales de CA a la aprobación de un incremento en la cuantía de los contratos que el Concejo debe aprobar de 1 a 30 millones de bolivianos. «Ahora están pidiendo que se retorne a los contratos de Bs 1 millón, eso es una incoherencia», concluye.

Saavedra alude también a la determinación validada por el Concejo para que los contratos relativos a las Alianzas Público Privadas (APP) puedan ser aprobados en el Ejecutivo sin necesidad de revisión por el deliberativo municipal. Incluso, cuestiona a CA por algunas denuncias que recaen en sus ediles. «Todavía no ha esclarecido la denuncia de la UCS sobre un concejal que exigía 40 pegas al Ejecutivo», indaga el representante de Demócratas.

La ruptura evidente al interior de CA demuestra, según ‘Mamén’, la «falta de liderazgo o la capacidad de conducir una alianza» por parte de Áñez.