Siguen las protestas y aparecen más cadáveres sepultados bajo los escombros de un edificio derrumbado en Irán: 31 muertos

Reclaman juicio para los responsables del derrumbe de un edificio. Aún se realizan tareas de remoción de escombros y cada día aparecen nuevos cadáveres

El edificio colapsado en Abadan, Irán (West Asia News Agency) via REUTERSEl edificio colapsado en Abadan, Irán (West Asia News Agency) via REUTERS

Fuente: Infobae.com

 



El número de muertos por el derrumbe de un edificio en la ciudad de Abadan, en el suroeste de Irán, aumentó a 31, tras la confirmación de la agencia oficial de noticias IRNA que dos cuerpos más fueron extraídos de los escombros de una torre en construcción que se derrumbó hace una semana.

Los equipos de rescate seguían limpiando los escombros del edificio de 10 pisos y buscando más víctimas debajo de la parte derrumbada del edificio Metropol. De los 37 heridos, dos permanecen hospitalizados.

Las autoridades que investigan el desastre han detenido a los alcaldes actuales y anteriores de Abadan y a varios otros empleados municipales, en medio de acusaciones de que se ignoraron las advertencias de seguridad. Hasta el momento, 13 personas también han sido arrestadas por infracciones de construcción.

El derrumbe mortal generó dudas sobre la seguridad de edificios similares en el país y subrayó una crisis en curso en los proyectos de construcción iraníes. El derrumbe recordó a muchos el incendio y derrumbe de 2017 del icónico edificio Plasco en Teherán que mató a 26 personas.

Los manifestantes tomaron las calles de Abadan durante la semana pasada, lo que provocó estallidos de disturbios y enfrentamientos con la policía antidisturbios en varias ocasiones.

La agencia de noticias semi oficial Fars dijo que los dolientes se reunieron en el lugar del derrumbe el domingo por la noche cuando un grupo de manifestantes atacó al equipo de cámaras de la televisión estatal, lo que obligó a la policía a dispersar a la gente para restablecer el orden y la seguridad. Tasnim, otra agencia de noticias semi oficial, informó que se cree que hay más cuerpos debajo del edificio.

Los canales de televisión en idioma persa con sede en el extranjero transmitieron imágenes de Abadan que mostraban a jóvenes enfrentándose con la policía en la ciudad y arrojándoles piedras. No esta claro de inmediato si alguien resultó herido o si la policía realizó algún arresto.

Este accidente fue una de las catástrofes de este tipo más mortíferas que ha sufrido Irán en los últimos años. Los videos y fotos publicados muestran cientos de personas marchando en honor a las víctimas y algunos de ellos entonando consignas como “muerte a los funcionarios incompetentes”. En la ciudad de Jorramchar se registraron protestas similares y los habitantes pidieron un proceso “serio” contra los responsables del drama, informó Fars.

Más de cuatro días después del derrumbe del edificio, los equipos de rescate siguen encontrando cadáveres, y se desconoce si aun hay personas vivas atrapadas bajo los escombros. Según los funcionarios, 37 personas también resultaron heridas.

El vicepresidente Mohamad Mokhber visitó Abadan el viernes, según la agencia de noticias Isna, mientras que el líder supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, expresó sus condolencias a los habitantes de Abadan y pidió que se enjuicie y castigue a los responsables de esta tragedia.

La justicia local anunció el martes la detención de al menos 10 personas, entre ellas el alcalde de Abadan y dos exalcaldes, acusados de ser “responsables” de lo ocurrido.