Tras el rebote del martes, Wall Street cerró con fuertes pérdidas arrastrado por los malos resultados del sector minorista

Los precios de las acciones se vieron afectados por un decepcionante reporte de la cadena Target. Las tecnológicas tuvieron otra jornada muy negativa.

 

Fuente: Infobae



Los precios de las acciones bajaron este miércoles en la Bolsa de Valores de Nueva York, arrastrados por el sector minorista ya que la firma Target cayó en picada tras emitir un desalentador reporte financiero.

Poco antes del cierre, el promedio industrial Dow Jones perdía 3,5%, mientras que el índice S&P 500 bajaba 4% y el tecnológico Nasdaq caía 4,9 por ciento.

La cadena de alamacenes Target perdió un cuarto de su valor al reportar que sus resultados se vieron afectados por altos costes, lo que arrastró a otras compañías. Por su parte, Dollar Tree, Dollar General y Best Buy perdieron más de 10 por ciento.

El rendimiento de los bonos bajó ligeramente. El rendimiento del Tesoro a 10 años cayó al 2,95% desde el 2,97% del martes. Las empresas de servicios públicos aguantaron mejor que el resto del mercado, ya que los inversores trasladaron su dinero a inversiones que se consideran menos arriesgadas.

El decepcionante informe de Target se produce un día después de que el mercado aplaudiera un alentador informe del Departamento de Comercio que mostraba que las ventas al por menor aumentaron en abril, impulsadas por el aumento de las ventas de coches y productos electrónicos y por un mayor gasto en restaurantes.

Local de Target en Brooklyn (Reuters)

“Los costos de los insumos son muy importantes para los minoristas. Hasta que no se solucione la interrupción de la cadena de suministro y bajen los costos laborales, vamos a seguir viendo a los minoristas pasar apuros”, dijo Brooke May, socio gerente de Evans May Wealth.

El aumento de la inflación, el conflicto en Ucrania, las prolongadas interrupciones de la cadena de suministro, los cierres relacionados con la pandemia en China y las perspectivas de un endurecimiento agresivo de la política monetaria han pesado en los mercados recientemente, avivando la preocupación por una desaceleración económica mundial.

Las acciones han estado luchando por salir de una caída en las últimas seis semanas, a medida que se acumulan las preocupaciones de los inversores. La negociación ha sido agitada a diario y los inversores siguen de cerca cualquier dato sobre los minoristas y los consumidores, ya que intentan determinar el impacto de la inflación y si ésta provocará una desaceleración del gasto. Un impacto mayor de lo esperado en el gasto podría indicar un crecimiento económico más lento en el futuro.

La Reserva Federal está tratando de moderar el impacto de la mayor inflación en cuatro décadas subiendo los tipos de interés. El martes, el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo en una conferencia en el Wall Street Journal que el banco central de Estados Unidos “tendrá que considerar moverse de forma más agresiva” si la inflación no se alivia tras las anteriores subidas de tipos.

A los inversores les preocupa que el banco central pueda provocar una recesión si sube los tipos demasiado alto o demasiado rápido.

El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, declaró el martes al Wall Street Journal que el banco central estadounidense seguirá “presionando” para que se suban las tasas de interés hasta que se vea que la inflación descienda de forma “clara y convincente”, sin dudar en actuar de forma más agresiva si eso no ocurre.

(Con información de AP y Reuters)