Un avatar para las voces internas

Frente a determinadas situaciones, sujetas a las particularidades de cada persona, es normal escuchar voces en la cabeza. Sin embargo, para las personas con esquizofrenia u otros trastornos psicóticos, esto es sinónimo de episodios hostiles, angustiosos y hasta mortales.

Mediante recreaciones a través de avatares de realidad virtual, un proyecto de investigación busca personificar estas voces internas, para responderles y superarlas durante sesiones de terapia.



La realidad virtual puede potenciar terapias de pacientes con trastornos psicóticos

Desde la Universidad Tecnológica de Swinburne, Australia, surgió esta prometedora iniciativa, supervisada bajo el profesor asociado Neil Thomas, quien asegura que esta investigación ayudará a establecer un nuevo y poderoso tratamiento para este grupo de pacientes.

Para estos casos, en la actualidad la terapia psicológica convencional utiliza un método denominado terapia cognitiva conductual. Durante los ensayos, el equipo de investigación tiene como meta probar si el método propuesto es superior al estándar.

La propuesta de Swinburne consta de un software de avatar, que utiliza un sistema de modulación de voz y un software de animación 3D para recrear las características auditivas y visuales de la “voz” dominante que escucha la persona. En esta etapa, el software ofrece más de 1 millón de permutaciones de voz y más de 1000 millones de permutaciones faciales.

Para poner en marcha esta nueva técnica de terapia, el software se puede administrar a través de varias plataformas de videoconferencias utilizadas en telemedicina. Su despliegue inicial, corresponde al primer ensayo mundial asociado a una metodología como esta.

“Esta investigación realmente demuestra cómo la tecnología y las personas que trabajan juntas pueden marcar una diferencia significativa en nuestra vida cotidiana y valida el enfoque de Swinburne en el desarrollo de soluciones tecnológicas para problemas del mundo real”, dijo la profesora Karen Hapgood, vicecanciller adjunta de investigación en Swinburne.

Por su parte, el líder de la investigación, el profesor asociado Neil Thomas, destacó el valor del precedente que están marcando. “Los tratamientos farmacológicos y terapéuticos actuales para estas experiencias persistentes de audición de voz solo tienen un impacto modesto, mientras que este enfoque con soporte digital ha producido las mayores reducciones en la gravedad de las alucinaciones hasta la fecha”, comentó, agregando que “estos ensayos clínicos son el próximo paso crítico para brindar mejores resultados a las personas que viven con alucinaciones en un área donde se necesitan con urgencia enfoques alternativos”.

Si bien, este proyecto se encabeza desde la antes mencionada universidad australiana, el equipo que colabora en la investigación proviene desde diversas casas de estudios, como de la Universidad de Melbourne, la Universidad de Sunshine Coast, la Universidad Murdoch, la Universidad de Copenhague, la Universidad de Manchester y la Universidad de Toronto.

El enfoque propuesto por esta investigación, en caso de consolidarse como una vía efectiva de terapia, podría otorgar herramientas adicionales para los profesionales de la salud mental, para ayudarles a abordar situaciones realmente complejas. Este mecanismo puede generar una vía para que los pacientes puedan cerrar sus ciclos de mejor forma.

Fuente: Link