Unicef condenó el bombardeo a la escuela en Lugansk y afirmó que las tropas de Putin violaron el derecho internacional humanitario

Las bombas derribaron el colegio de Belogorovka, donde 90 personas se refugiaban. Se cree que más de 60 personas murieron en la agresión.

Fuente: https://www.infobae.com



Las fuerzas ucranianas se prepararon el domingo para defender su último bastión en la devastada ciudad portuaria de Mariupol, desesperadas por negarle a Rusia una victoria simbólica en la víspera de las celebraciones del Día de la Victoria de Moscú.

Los aliados de Kiev brindaron su apoyo, con la primera dama de EE. UU., Jill Biden, y el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, que realizaron visitas no anunciadas a Ucrania, y los líderes del G7, que se unirán al presidente Volodimir Zelensky en una videollamada, se comprometieron a dejar de importar petróleo ruso.

Pero la feroz lucha continuó sobre el terreno. Los bombardeos y los ataques con misiles se han intensificado en vísperas del aniversario de la Segunda Guerra Mundial, y los rescatistas están buscando a 60 civiles ucranianos que se teme murieron en el bombardeo de una escuela en la región de Lugansk.