Venta de autos “chutos” prolifera en redes sociales y en ferias ilegales de Bolivia

Los usuarios de grupos de Facebook ofrecen vehículos indocumentados y papeles falsificados para que los compradores no tengan problemas con la Policía Boliviana.

Captura de pantalla de las ofertas en un grupo de Facebook.
Captura de pantalla de las ofertas en un grupo de Facebook.

La oferta de vehículos indocumentados (chutos) y “gemeleados” o “clonados” abundan en las redes sociales. Quienes ofrecen estos servicios muestran en fotografías los motorizados, y las placas y documentos falsificados, y aseguran que se trata de un trabajo “impecable”.



Para “gemelear” o “clonar” un vehículo, las personas que se dedican a este ilícito negocio toman los números de registro de un vehículo importado legalmente para transferirlos a otro que no tiene documentos, pero que sea de similares características, como la marca, el color y el modelo.

Los datos que se toman en cuenta para transferir a un vehículo indocumentado son el número de la placa y la patente.

Algunos vendedores que son parte de estos grupos en las redes sociales ofrecen placas originales para los vehículos indocumentados, porque, afirman, tienen los contactos necesarios para este fin.

Y para terminar de convencer a los interesados en adquirir uno de estos vehículos indocumentados, los vendedores ofrecen precios menores a los que se ofertan por los mismos motorizados en el mercado legal.

VENTA ABIERTA

Una página en la que se ofertan vehículos indocumentados es, por ejemplo, “Autos chutos en el trópico de Cochabamba”, donde los usuarios de este grupo dan a conocer las características de los vehículos y los servicios que ofrecen para que los mismos, no obstante que son indocumentados, no les causen problemas a los que vayan a comprar los motorizados.

“Sin adelanto de dinero, gemeleado, todo original, completo y garantizado”, señala uno de los anuncios en este grupo de Facebook y pide a quien esté interesado escribir inbox para la cotización respectiva.

Uno de los usuarios consulta si es posible “gemelear” un modelo Noah 2012 y se refiere como “mi capi” a quien es el origen de la publicación, una persona con el nombre de Dante Calle.

Una usuaria que se identifica en este grupo como Virginia Olmos ofrece un Noah súper extra limo, modelo 2000, con full HD, aire acondicionado, frío y caliente, con cámara, pero destaca que “es chuto, con expedición”.

Esta persona deja el número de contacto de WhatsApp 68481768 y señala que se encuentra en el municipio de Chimoré, en el Trópico de Cochabamba.

Este vehículo es ofrecido en 5.200 dólares, pero algunos interesados aseguran que es un precio elevado y que podrían conseguir lo mismo en hasta 3.000 dólares en Challapata, Oruro.

En este caso, los usuarios de Facebook se dirigen a la persona que oferta el Noah como “mi coronel”, sin especificar si se trata de algún miembro de la Policía o Fuerzas Armadas, o si es simplemente un apodo del vendedor.

Ariel Huanca ofrece un minibús Nissan Caraban 2006, gemeleado de primera, con RUAT, y con la posibilidad de trabajar en una línea de transporte público. El precio 4.500 dólares, pero charlable, anuncia el mensaje del vendedor y añade que se encuentra en la localidad de Sacaca, cerca de Oruro y Cochabamba.

En el sitio “Autos chutos Entre Ríos, Trópico de Cochabamba”, los usuarios ofrecen también una diversidad de vehículos indocumentados, especialmente los que se utilizan para trabajar en viajes interprovinciales o interdepartamentales.

Marcos Zenallos, por ejemplo, comparte una publicación en la que se ofrece un Noah chuto en 4.000 dólares.

Mientras que Julián Claros, en esa misma página, ofrece papeles de vagoneta Toyota Corolla, color blanco modelo 96, en 2.000$, pero charlable.

Otros grupos que ofrecen vehículos indocumentados son “Autos chutos Cochabamba”, “Autos chutos Bolivia”, “Autos chutos sin papeles Cochabamba”, “Venta de autos chutos Trópico”, “Auto ventas Trópico” y “Venta de autos chutos Ivirgarzama”.

Existen también grupos de venta de autos indocumentados en Facebook para localidades de Challapata (Oruro), Yapacaní (Santa Cruz), así como en otros departamentos del país.

FERIAS

Los vehículos indocumentados se venden en ferias de autos que funcionan en forma abierta, sin que las autoridades policiales tomen acciones contra este delito.

Es más, un jefe policial de Santa Cruz, consultado sobre una de estas ferias ilegales en ese departamento, afirmó que mientras el vehículo esté detenido o se encuentre a la venta, no se puede intervenir aun si no tiene placas o documentos.

En el país, existen localidades en las que se han instalado, desde hace más de una década, ferias de autos en los que se venden motorizados sin placas ni documentos, aquellos que se internan por caminos de herradura que los denominados auteros conocen de memoria.

La mayor parte de estos vehículos que son ingresados por estos caminos precarios son reportados como robados en países vecinos: Chile y Argentina.

Según un reportaje de El Deber de Santa Cruz, en el país se han instalado al menos nueve ferias ilegales conocidas, una de las más conocidas es la de Challapata, Oruro. Otras se instalan en barrios alejados de la ciudad de El Alto, en los Yungas de La Paz, en el municipio de Ivirgarzama, Cochabamba y en Yapacaní, Santa Cruz.

Asimismo, hay otra feria ilegal en Pampa Colorada, localidad situada a dos horas de Uncía, según El Deber.

El investigador chileno Hugo Bustos denunció que, por ejemplo, en la zona del trópico de Cochabamba existe un lugar llamado “México Chico”, donde se comercializan vehículos robados en su país y que ni la Policía se atreve a ingresar.

Bustos señaló que la mayor parte de los vehículos robados en Chile está en manos de jefes policiales de Bolivia.

Al respecto, el expresidente Evo Morales y el senador Leonardo Loza (MAS) negaron la existencia de este lugar-

“Desmentimos la supuesta existencia de un México Chico en el Trópico de Cochabamba. En 2011, agentes chilenos y la DEA trataron de involucrar a la dirigencia cocalera en una investigación. Ahora un excarabinero acusado de robo en su país trata de hacer lo mismo”, escribió Morales en su cuenta de Twitter, citado por el portal Urgente.bo.

Asimismo, en otro tuit, Morales afirmó que la Policía Boliviana tiene la obligación de investigar a fondo los hechos de corrupción que involucran a “malos policías”, con el objetivo de preservar la dignidad de la institución del orden.