Wilstermann empató en Cusco ante Ayaucho (0-0)

El equipo aviador, que ya está eliminado, sumó su segundo empate en esta fase de grupos de la Copa Sudamericana. El partido correspondió a la cuarta fecha.

El peruano Ayacucho FC empató sin goles con el boliviano Jorge Wilstermann en partido por la cuarta fecha del Grupo D de la Copa Sudamericana-2022 disputado en la ciudad andina del Cuzco, a 3.400 metros de altitud.

El resultado fue justo pero dejó un sabor amargo en el cuadro peruano, que aspiraba sumar tres puntos para avanzar posiciones en la tabla y tentar la clasificación a los octavos de final.

Ayacucho sumó cuatro puntos con el empate y quedó tercero en el grupo, que lidera de lejos el brasileño Sao Paulo con 10 a falta de dos partidos.

Wilstermann quedó de colista con dos unidades mientras que el chileno Everton es la escolta de Sao Paulo con cinco enteros.

– Primer tiempo boliviano –

Los primeros 45 minutos del duelo mostraron al elenco visitante más cerca de abrir el marcador, lo que convirtió al arquero local Andy Vidal en la figura de esa etapa.

A los 20 minutos un fuerte disparo del uruguayo Christian Techera remeció el horizontal de Wilstermann, en la más clara ocasión que tuvo Ayacucho antes de que el elenco aviador pase a la ofensiva creando hasta tres oportunidades de anotar en una ráfaga de menos de cinco minutos entre los 35 y 40 con remates de José Vargas, Humberto Osorio y Robson Dos Santos.

El nerviosismo fue notorio entre los jugadores de Ayacucho, que bajo la presión del tiempo en contra erraron pases y acabaron replegados ante los embates de Wilstermann.

– Duelo andino desabrido –  

La segunda etapa mostró a un Ayacucho más ambicioso, pero sin la contundencia necesaria para ganar.

La fría noche cuzqueña sumado a la escasa presencia de público en el estadio Garcilaso de la Vega, con capacidad para 45.000 aficionados pero que lucía sus tribunas semivacías, restaron brillo al duelo andino.       

El desempeño del portero boliviano Luis Cárdenas marcó el ritmo del segundo tiempo.   

A los 68 Cárdenas salvó con las uñas en la línea un cabezazo venenoso de José Guidino. Tres minutos antes Othoniel Arce, también con remate de testa, estuvo a punto de vulnerar la valla boliviana pero sin la puntería acertada para poder desahogar las gargantas.

A los 84, nuevamente un disparo del uruguayo Techera pudo quebrar la igualdad. Esta vez la mano de Cárdenas fue providencial.

Wilstermann salió en la etapa final a hacer su negocio y defender el empate. Replegado y cerrado hasta con ocho hombres atrás, acabó mordiendo los dientes con tal de salvar el honor.

El empate dejó mejores sensaciones en Wiltermann, que había perdido en la ida de local en Cochabamba 2-0 contra Ayacucho.

El encuentro también tuvo un sabor de duelo charrúa desde la banca: el cuadro peruano lo dirige el uruguayo Alejandro Apud mientras que a Wilstermann lo conduce su compatriota Sergio Migliaccio.