Zaratti sobre el diésel: “Es un momento crítico que requeriría de medidas heroicas”

El desabastecimiento de diésel que se ha registrado en el occidente del país en los últimos días y que YPFB ha atribuido a factores externos, es según el experto en hidrocarburos, Francesco Zaratti, apenas el comienzo de un momento crítico, que requeriría “medidas heroicas”.
Zaratti sobre el diésel: “es un momento crítico que requeriría de medidas heroicas”

Fuente: Brújula Digital

“Es un momento crítico que requeriría de medidas heroicas como el eliminar el subsidio, mitigarlo, pero que no lo hará este Gobierno porque va en contra de su ideología, sobre todo teniéndolo a Evo (Morales) al frente que le va a mover el piso (…). Pero por lo menos debe darse los primeros pasos hacia una transición energética”, señaló el especialista a Brújula Digital.



Zaratti dijo que YPFB señala situaciones reales por las que se dio el desabastecimiento en algunas regiones del país, pero consideró que el problema más grave es el subsidio al diésel. “Hace tiempo estoy focalizando la discusión no solo sobre el monto de divisas que uno gasta, sino sobre el monto del subsidio que uno pierde definitivamente, y este subsidio aumenta con el precio, con el volumen, pero sobre todo con el precio”, dijo.

Una cosa es el subsidio al diésel a 70 dólares el barril del petróleo y otra muy distinta a 114 dólares –indicó el experto-. “Entonces este subsidio es un estanque, un sangrado de divisas de yacimientos que no se repone nunca porque el Banco Central de Bolivia no le da divisas a YPFB, sino notas de crédito, pero la verdad es insostenible”, apuntó.

En análisis del estudioso, la solución que ha encontrado el YPFB a la sustitución de importaciones con del biodiesel,  es un “parche” que solo cubrirá el incremento del consumo, pero no disminuirá el consumo. “Además es un parche caro porque el subsidio igual habrá para esta aventura de sembrar cultivos sacar aceites para biodiesel”, observó.

Zaratti dijo que es importante entender que llegamos al fin de la era de los hidrocarburos, y que es necesario pensar como país en dejar de depender de los combustibles fósiles y más bien, incentivar a la producción de energía eléctrica, la electromovilidad, el autoconsumo de energía que evita quemar tanto gas en las termoeléctricas.
“No hay dinero para exploración y con toda la inseguridad jurídica y la restricción normativa dudo que hayan inversiones importantes en el sector de hidrocarburos, pero si hay recursos para el sector energético, podría captarse fondos para hacer la transición energética, en lugar de querer encontrar gas que en la zona tradicional que ya está bastante explotada y está muy difícil encontrar un megacampo”, aseveró.

En cuanto a las áreas no tradicionales como la Amazonía, donde le ha puesto el ojo el Gobierno como área potencial de hidrocarburos, Zaratti dijo que es una medida desesperada de YPFB, y es mejor evitar armar conflictos sin tener certezas, y que lo mejor sería explorar, si se diera el caso en reservas naturales, en zonas marginales, y de ninguna manera en los núcleos de santuarios o áreas protegidas.

“¿Para qué armar conflictos?, primero hay que explorar, lo que implica altos costos, y una vez que tengamos claro dónde hay, qué conviene, recién se toman decisiones, hay que ir por pasos”, dijo.
Causas del desabastecimiento

YPFB atribuyó las dificultades en el abastecimiento de diésel al conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, a retrasos en las entregas de carburantes por parte de la empresa Petroperú, al mantenimiento de la terminal de Bolivia en Arica, a los bloqueos en carreteras en Chile, y al Censo en Argentina, entre otros aspectos.

“Las causas que ha mencionado YPFB son reales; es decir, hay un déficit de productos derivados del petróleo en todo el mundo debido a que ha caído la oferta de crudo y además de que el precio ha subido, hoy está 114 dólares el barril, esto significa que la factura del diésel crece”, sostuvo Zaratti.

El especialista dijo que evidentemente hay escasez de combustibles en todo lado y hay una prioridad de los países europeos en acabar todo lo que hay en gas y petróleo porque después de cortarle las compras de gas a Rusia hay que buscar a otros proveedores, que ahora están en Sudamérica.

“Entonces tenemos ese problema, hay clientes más poderosos que están acaparando los hidrocarburos y sus derivados y están dejando migajas para nosotros, pero esa es una causa real, la otra causa es que estamos en una convulsión de los mercados energéticos que llevan a que los contratos, los compromisos ya no se respeten tanto”, dijo.

Puso de ejemplo a lo sucedido con YPFB y Petrobras, cuando Bolivia prefirió aliarse  con IASA de Argentina y disminuir los volúmenes hacia Brasil. “Es una muestra de lo que está pasando en todo el mundo, no hay que echarle con ventilador a YPFB porque todo el mundo lo está haciendo y esto crea problemas, uno tiene un proveedor pero encuentra que otro le paga 50% más e incumple con otro contrato, lo mismo ha hecho YPFB con Petrobras”, citó.

Por otra parte, señaló que la capacidad de pago de YPFB es cada vez menor y hay sectores en el país, como la agroindustria que está pasando por “un momento dorado”, por los altos precios de la soya, el girasol y otros granos, por lo que no puede dejar de contar con combustible.

“No sé si está disposición del BCB de repatriación de las cuentas en dólares que tienen las empresas públicas ayuda, porque bien o mal simplificaba los trámites y YPFB podía mandar por orden por correo a su banco en EEUU y pagaba el diésel, ahora debe llenar formularios y pedir divisas al BCB, eso complica”, señaló en alusión a una resolución del 10 de mayo.

En tanto, en el país, el sector del transporte pesado amenazó con bloqueo de carreteras si no se garantiza el diésel para cumplir con el transporte de mercadería.

BD JMC