Aumenta a cinco el número de muertos en accidente de tren en Alemania

La quinta víctima fue encontrada tras levantar el primer vagón descarrillado. El accidente ferroviario del viernes en Garmisch-Partenkirchen es uno de los más graves de los últimos años.

Bomberos en labores de rescate tras el accidente.
Bomberos en labores de rescate tras el accidente.

Las autoridades alemanas confirmaron este sábado (04.06.2022) que el número de fallecidos tras el descarrilamiento de un tren cerca de la localidad alpina de Garmisch-Partenkirchen aumentó a cinco, tras el hallazgo del cuerpo de un hombre esta jornada. Con la ayuda de dos grandes grúas pudo levantarse el primer vagón descarrillado, momento en el que fueron encontrados los restos.

Con ello se confirmó el mayor temor: que hubiese más víctimas atrapadas entre los restos del tren. Una persona murió camino al hospital el viernes, mientras que los cuerpos de otras tres mujeres fueron recuperados esta mañana. La Policía actualizó a 40 el número de heridos, tres de ellos en estado grave. Sigue habiendo siete personas desaparecidas, pero las autoridades confían que no estuvieran a bordo del tren o se encuentren entre los heridos más graves, no todos los cuales han sido identificados.



El primer ministro de Baviera, Markus Söder, se acercó al lugar de la tragedia, al igual que el ministro federal de Transportes, Volker Wissing. Este último aseguró que se realizará una investigación exhaustiva para dar con las causas del accidente, que siguen sin estar claras. «Sobre el terreno, todos los expertos opinaron que la causa más probable es un defecto técnico en la vía o en el tren”, dijo el ministro de Transporte de Baviera, Christian Bernreiter.

Retirada compleja

La retirada de los vagones gravemente dañados está resultando muy difícil porque están «retorcidos y deformados», indicó un portavoz de la Policía. Cuando se confirme que no hay más víctimas se procederá a su retirada total. El accidente se produjo a mediodía del viernes y descarrilaron varios vagones de dos pisos, que se deslizaron por un terraplén y fueron a parar junto a una carretera.

En el tren viajaban unas 140 personas, entre ellos niños. De todas ellas, unas sesenta resultaron lesionadas, algunas de carácter grave que tuvieron que ser operadas de urgencia. Fue uno de los accidentes ferroviarios más graves de los últimos años en Alemania. El presidente federal del país, Frank-Walter Steinmeier, reaccionó «con gran consternación»: «Mis pensamientos están con los heridos y todos los familiares en estas horas difíciles», dijo en un comunicado.

DZC (dpa, Europa Press)

Fuente: www.dw.com