Bolivia goza de estabilidad económica y la inflación está controlada, según el ministro Montenegro

Destacó que la tasa de desempleo abierto urbano se redujo de 8,1% en marzo de 2021 a 5,3% en marzo de 2022.

Fernando Rojas Moreno

El Gobierno asegura que la tasa de empleo crece sostenidamente
El Gobierno asegura que la tasa de empleo crece sostenidamente

Fuente: El Deber



“Las variables de desempeño positivo que reflejan la mayoría de los sectores económicos del país ratifican que estamos saliendo adelante en el proceso de reconstrucción de la economía”. Así, el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, en el programa ‘Las 7 de 7’ de Bolivia TV, expresó que, a pesar de la incertidumbre, volatilidad y voces de organismos multinacionales que advierten un riesgo de estanflación por la guerra en Ucrania, la economía del país transita un camino de estabilidad y que la inflación está ‘controlada’.​

Montenegro resaltó que las medidas aplicadas para reconstruir la economía están dando resultados que se reflejan en los principales indicadores económicos. Repasó, con cuadros, el incremento entre enero y abril de las ventas facturadas de los restaurantes (20%) y de las ventas de pasajes aéreos (10%). 

Hizo énfasis en los indicadores sociales, realzando que la pobreza moderada y la pobreza extrema también están disminuyendo. El ministro añadió que la pobreza moderada se redujo de 39,0% en 2020 a 36,2% en 2021, mientras que la pobreza extrema cayó de 13,7% a 11,1% durante el período señalado.

Montenegro también destacó que la tasa de desempleo abierto urbano se redujo de 8,1% en marzo de 2021 a 5,3% en marzo de 2022. “Con la recuperación económica más personas han encontrado empleo, en un mundo de volatilidad, con variaciones abruptas donde se sintió la recesión económica a nivel global”, manifestó.

En el caso de la inflación, refirió que al primer cuatrimestre de la presente gestión se observa una inflación acumulada de 0,4% uno de los indicadores más bajos de la región. “A diferencia de países vecinos que presentan elevadas tasas de inflación, en Bolivia esta variable está controlada y pensamos cerrar este año con una tasa de 3,3%”, anotó Montenegro.

No obstante, indicó que desde la cartera de Estado que dirige se extreman esfuerzos para garantizar la estabilidad de precios a pesar del contexto internacional adverso, en el que se observa elevadas tasas de inflación a escala mundial.

Semanas atrás, del doctor y analista económico, Antonio Saravia, insinuó que la economía del país no está preparada para resistir nada. Alude que está en un punto ‘tremendamente’ frágil. 

Reparó que el Gobierno se vanagloria de la baja inflación, pero no dice que se logra esencialmente por el tipo de cambio fijo y por los subsidios a los hidrocarburos (que debido a la guerra son cada vez más grandes), la harina y otros productos. En otras palabras, Saravia deduce que lo que el Gobierno hace es cambiar inflación por déficits fiscales y deuda.

“Mantener precios bajos hoy nos obligará a subir impuestos o imprimir dinero en el futuro. Lo peor de todo es que no hay plan B”, puntualizó Saravia.