Chuquisaca: En una carta póstuma, joven admite un asesinato

Se cree que estaba ebrio y que lo atacó sin motivo; pensaba en suicidarse

Fuente: ATB, Correo del Sur

El joven de 25 años que fue aprehendido por el asesinato de Marco Antonio Jiménez escribió una carta en la que confiesa el crimen ocurrido la noche del 24 de mayo. Pensaba suicidarse y dejarla como testimonio final. Esto no es el único elemento que lo involucra con el hecho de sangre que conmocionó a la ciudad de Sucre.



El caso se esclareció 13 días después de ocurrido el crimen. “El día de ayer (por el lunes) se ha aprehendido al autor de este crimen”, declaró este martes el comandante departamental de la Policía, coronel Marco Antonio Gutiérrez, al recalcar que el esclarecimiento del caso fue resultado de un trabajo coordinado entre la Fiscalía, la Policía y familiares de la víctima.

El sospechoso fue aprehendido a las 19:30 del lunes en la calle Abaroa, dentro de un local de tatuajes donde trabajaba y desde donde la noche en cuestión salió para cometer el crimen, según informó el fiscal departamental, Mauricio Nava Morales.

CÁMARAS DE SEGURIDAD

La resolución del caso se encaminó gracias a las imágenes de video de las cámaras de seguridad que captaron al sospechoso antes y después del hecho.

El presunto asesino de Jiménez ingresó a la plazuela Vicente Camargo por la calle final Camargo y, tras cometer el asesinato, huyó por la calle Gregorio Donoso, donde se topó con una señorita, misma que después ayudó a identificarlo.

La madre de la víctima, Mary Cruz Mendia, contó que la noche del 24 de mayo su hijo, de 33 años, había participado, con uniforme y junto a sus compañeros del instituto en el que estudiaba Gastronomía, del desfile nocturno de las últimas efemérides departamentales y que, luego, tenía una cita con su enamorada. A su encuentro se dirigía, precisamente, por la calle Camargo.

Empero, “tomó un descanso en la plazuela de la final Camargo, frente al gimnasio; en ese trance de descanso, el agresor vino por la Camargo, cruzó a la plazuela y fue directo a la persona de mi hijo y ahí fue cuando sufrió la agresión. Una puñalada tan certera que acabó con la vida de mi hijo”, narró Mendia que, junto a su familia, participó de la investigación.

La herida fue provocada por un cuchillo, precisó el Fiscal Departamental. Gutiérrez murió por shock hipovolémico (desangramiento), de acuerdo al informe del médico forense.

SIN ANTECEDENTES POLICIALES

Se trata de un joven de 25 años, de altura media, contextura robusta y de ocupación tatuador. “El trabajo de cuadrante por cuadrante, puerta por puerta, permitió definir los rasgos del rostro del presunto asesino, explicó el director departamental de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), coronel José Luis Arancibia. Aclaró que esta persona no tenía antecedentes policiales.