Conozca los dos alegatos de los acusadores que llevaron a la condena de Jeanine Áñez

Los acusadores, en sus alegatos finales, se basaron en dos fundamentos: que la expresidenta coordinó con las FFAA como senadora, para consumar el supuesto golpe de Estado, y que no correspondía una transición ipso facto.

Luis Marcelo Tedesqui Vargas

La fase de alegatos del juicio. APG NOTICIAS
La fase de alegatos del juicio. APG NOTICIAS

Fuente: El Deber



Jeanine Áñez fue condenada a 10 años de cárcel este viernes. Los acusadores, en sus alegatos finales, se basaron en dos fundamentos: que la expresidenta coordinó con las FFAA como senadora, para consumar el supuesto golpe de Estado, y que no correspondía una transición ipso facto, sino que el Senado debía respetar la mayoría y elegir a un nuevo presidente que reemplace a Adriana Salvatierra y que sea masista.

Sin embargo, la fundamentación fue rebatida con solvencia por la defensa de Jeanine Áñez y de los militares implicados.

Incluso, las pruebas presentadas por la Fiscalía, el Ministerio de Gobierno y la Procuraduría fueron utilizadas por los defensores para demostrar que no hubo influencia alguna y que la exsenadora Áñez había reemplazado al menos dos veces a la presidenta y primer vicepresidente durante el 2019.

“La senadora Jeanine Áñez se arroga, se autoproclama como presidenta del Estado sin respetar los procedimientos de la Constitución Política del Estado, el reglamento de la Cámara de Senadores, el Reglamento de la Cámara de Diputados que regulan las sesiones de la Asamblea”, dijo el subprocurador de Supervisión e Intervención del Estado, Kaleff Clemor en una audiencia.

La Fiscalía, en sus alegatos, aseguró que Áñez no podía asumir ipso facto el mando del país y que debía generar la conformación de una nueva directiva en la Cámara de Senadores, para que el sucesor sea de la mayoría, es decir, del MAS.

La expresidenta Áñez replicó en su intervención: “Yo quisiera que mis acusadores me demuestren en qué parte del reglamento de debates de la Cámara hay un procedimiento que indique que cuando un miembro de la directiva renuncia a su cargo se debe volver a elegir. Ese procedimiento no existe. Cuando se conforma la directiva ya no hay colores políticos. La presidenta está elegida por un año, y cada uno de los miembros está elegido para reemplazar al que está por delante. Otra figura no existe”, dijo.

Yo asumí directamente porque para eso está la directiva. Adriana Salvatierra renunció a la presidencia, pero no a su curul, eso sí tiene un procedimiento, siguió asistiendo, siguió recibiendo salario”, apuntó. En ese entonces, el primer vicepresidente, Rubén Medinaceli, también dimitió.

“La segunda vicepresidencia la asumí de manera democrática. Los reemplacé las veces que fue necesario cuando no estaban la presidente ni el vicepresidente. Cumplí con una obligación, con un deber. Los que incumplieron son la Fiscalía y ustedes como tribunal que no tienen competencia para juzgarme”, resaltó.

Recordó que hubo una cadena de renuncias en 2019, “lo que no contaron fue que la segunda vicepresidencia estaba ocupada por una miembro de la oposición, que no siguió la cadena, la orden que aquel (se refiere a Evo Morales) que cobardemente huyó a México para pedir asilo. Ellos (Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera) se fugaron del país, se fueron en un avión de la Fuerza Aérea Mexicana y dejaron a su militancia, la abandonaron. Nadie pide asilo político por 10 días, lo hace aquella persona que no va a volver como este cobarde”.

Coordinación

La Fiscalía, el Ministerio de Gobierno y la Procuraduría afirmaron que las FFAA coordinaron “un golpe de Estado” con la Policía y la exmandataria Áñez, porque el lunes 11 de noviembre ella ordenó al excomandante de las FFAA, Williams Kaliman, que saque tropas.

El Ministerio de Gobierno planteó que la exmandataria Áñez “jamás hubiera sido presidente sin la ayuda de las FFAA”, mientras que la Procuraduría sostuvo que Áñez amenazó a Kaliman con muertos si no sacaba a los militares.

En respuesta a esto, las defensas de los militares, los abogados Juan Javier Peñaloza y Roger Valverde, mencionaron la prueba MP20, que corresponde a un informe cibernético de redes sociales que está en fojas 2660. Muestra la declaración de la entonces senadora en la que pide a las FFAA que apoyen a la policía.

Mencionaron la prueba MP49, que consiste en una respuesta a requerimiento fiscal de la Policía boliviana que remite una fotocopia de la carta del 11 de noviembre de 2019 dirigida a Williams Kaliman, firmada por el entonces jefe de la Policía, Yury Calderón, en la que señala que agotó todo su equipo antidisturbios, “y que fue rebasada por hordas vandálicas y delincuenciales que crearon zozobra en La Paz y El Alto”.

Por ello, dadas las circunstancias clamó por la inmediata intervención de las FFAA. Esta carta fue presentada el 11 de noviembre al comando en jefe. Los abogados hicieron notar que lo hizo a las 19:20 de ese lunes. “Me remito a la prueba D-11 que, además de la carta de Calderón, se adjunta la hoja de ruta 4529”, explicó, en la que Kaliman dispone a las 19:20, la misma hora que fue recibida, que se prepare un comunicado de prensa y llamó a una conferencia con los medios.

“El mando militar ordenó, además, que los diferentes comandos asistan de forma inmediata como los institutos militares que conforman el comando en jefe”, acotó. A las 19:50, según la prueba MP20, Áñez a través de la red televisiva Unitel, exhortó a Kaliman a que pueda intervenir, a fojas 2660, y le pide coordinar acciones con la Policía para evitar muertes en el país. Solicitaba que envíe funcionarios a las calles. La carta decía: “lo convocamos, lo exhortamos a coordinar con la policía, si es que hay muertos será de su entera responsabilidad”, recordó el jurista.

A las 20:10, conforme a la prueba MP50, se realizó la conferencia de prensa del general Kaliman, en la que el exjefe militar leyó el comunicado para mencionar que recibió la carta con el parte de la Policía, en la que indicaba que fue rebasada, y en cumplimiento a la CPE, dispuso que las FFAA hagan operaciones conjuntas para evitar luto contra actos de grupos vandálicos, recordando que “nunca las FFAA abrirán fuego contra el pueblo”, manifestó.

El abogado de Mendieta señaló que hay tres aspectos que el Ministerio Público habla de cooperación, coordinación. “Las FFAA iban a salir, el video en el que Áñez pide que intervenga es media hora después, y a las 20:10 Kaliman da su conferencia de prensa. ¿De qué coordinación hablamos? Esto demuestra que no hubo planificación alguna para ningún golpe de Estado”.

Jeanine Áñez acotó que el excomandante Kaliman le colgó el teléfono, cuando como senadora lo llamó para pedir que las FFAA salgan a las calles a apoyar a la Policía. «Me dará órdenes cuando sea presidente», le dijo.

Pruebas relegadas

La expresidente, en su declaración, señaló que Enumeró las pruebas que no tomaron en cuenta. “Excluyeron el comunicado del TCP, guardián de la constitucionalidad, que dijo que había un vacío de poder, las memorias de la Conferencia Episcopal Boliviana, importante para la defensa porque detalla todo lo que pasó en las negociaciones que se realizaron antes y después de la renucia de Morales en la Universidad Católica Boliviana, con políticos e interlocutores válidos, gente del MAS, falsas feministas que querían que sea cualquier hombre, no una mujer como yo quien asuma la presidencia, me dejaron casi sin pruebas. No tengo condiciones de defensa en este juicio”. Eliminaron el informe de la OEA, subrayó, “donde se establecía el fraude, que desencadenó que la gente salga a las calles”.