Dos expresidentes exigen a la ONU, UE y OEA que se pronuncien sobre sentencia a Áñez

El expresidente y líder de Comunidad Ciudadana recordó que ambas instituciones, junto a la Iglesia Católica, fueron promotoras de las reuniones previas para pacificar el país en 2019.

ue
Representante de la Unión Europea sosteniendo un encuentro con la expresidente interina Jeanine Áñez en octubre de 2020. Foto: UE

Fuente: ANF

Los expresidentes de Bolivia, Carlos Mesa y Jorge Tuto Quiroga, exigieron el pronunciamiento de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y la Organización de Estados Americanos (OEA) sobre la sentencia de Jeanine Áñez y la persecución política contra opositores que promueve el Movimiento Al Socialismo (MAS) por un supuesto golpe de Estado en 2019.



“Estoy absolutamente abrumado. Entiendo que hay algunos límites diplomáticos y hay una relación formal entre Naciones Unidas y el Estado boliviano, representado por su gobierno y lo propio la Unión Europea, pero cuando se traspasa los límites de lo razonable y cuando tú eres parte interesada, en este caso Naciones Unidas y la Unión Europea, fueron facilitadores del diálogo que pacificó Bolivia (…). Ellos saben, sus representantes saben, que el golpe de Estado es un invento, que es una vergüenza, que es un descaro.

Cómo puede ser posible que no digan una palabra para decir es mentira este juicio, es una tramoya, no hay un golpe de Estado porque a nosotros nos consta. Cómo va haber un golpe de Estado en el que participan los protagonistas de la Asamblea Legislativa que avalan a la presidenta constitucional Jeanine Áñez. Me siento profundamente extrañado del silencio de Naciones Unidas y de la Unión Europea sobre este tema”, lamentó Mesa.

El expresidente y líder de Comunidad Ciudadana recordó que ambas instituciones, junto a la Iglesia Católica, fueron promotoras de las reuniones previas para pacificar el país y buscar la recomposición del orden constitucional en los días de desgobierno del 2019.

Quiroga exigió, mediante su red social Twitter, que la ONU, la OEA y la Corte Interamericana de Derechos Humanos se pronuncien tras la confesión de Evo Morales sobre el juicio ordinario coordinado entre el Ejecutivo, actores del Legislativo y dirigentes del MAS contra Áñez.

El diputado Carlos Alarcón Mondonio, actual jefe de Bancada de CC, también pidió a los organismos internacionales, además de los gobiernos de Brasil y España, que se pronuncien porque fueron testigos y garantes del proceso de pacificación del país tras la huida  de Evo Morales.

“El  hecho de aceptar esta sentencia es también una criminalización espurria para estas representaciones internacionales y no es suficiente que las Naciones Unidas controle las garantías del debido proceso, como lo está haciendo, eso es importante, pero ellos también tienen una palabra como testigos de actuación, como facilitadores de este diálogo que claramente no tenía un objetivo de dar un golpe de Estado sino de preservar la paz en Bolivia”, resaltó Alarcón en conferencia de prensa.

Jeanine Áñez fue sentenciada con 10 años de prisión el viernes pasado en el caso Golpe de Estado II por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes e incumplimiento de deberes.