El MAS despliega el caso Áñez con voceros en el extranjero

Dos activistas se alinearon al discurso del MAS contra Áñez. Una de ellas es considerada la gestora de Evo en el exterior

 

 

Fuente: El Deber
Ivan Alejandro Paredes
 

El Movimiento Al Socialismo (MAS) utiliza diferentes organizaciones del exterior para mostrar el caso de Jeanine Áñez según su perspectiva. Ayer, el canal estatal invitó a personajes extranjeros para analizar la sentencia contra la exmandataria. Las invitadas coinciden en que la pena contra la exautoridad es corta y apuestan a que debería instalarse un nuevo juicio por las muertes de 2019.

“Hemos superado una etapa donde hemos hecho justicia con una sentencia corta, pero la sentencia máxima no ha sido permitida. Yo creo que es ahora la manera de abrir la puerta para ampliar la justicia y enfocarnos en la gente que ha sufrido directamente, y para sanar a un país que ha sido dañado hasta el corazón con ese golpismo, violencia, racismo y odio”, afirmó Kathryn Ledebur, directora de la Red Andina de Información.

Ledebur es una activista afín a Evo Morales. Ella vivió varios años en el Chapare y ayer tuvo contacto desde la ciudad de Cochabamba. Fue acusada de influir en el trabajo del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que evaluó la crisis de 2019.

Se la vio junto a los expertos en testera cuando el GIEI fue al Chapare a recolectar testimonios.

Según Jaime Aparicio, exembajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Ledebur es una activista que trabaja para Evo Morales y el Chapare y que es una especie de gestora internacional del MAS.

Buscan otro juicio

“Como activistas de derechos humanos, comunidad internacional, bolivianas y bolivianos tenemos la obligación de fiscalizar, de abogar, de asegurar, que no queden estos delitos impunes por las víctimas, pero también por Bolivia, por todo el resto del mundo, que puede enfrentar procesos violentos”, afirmó ayer Ledebur sobre un posible contra Áñez y otros por las muertes en la crisis de 2019.

En el programa de ayer de los medios estatales también participó Carol Proner, jurista brasileña e integrante del Consejo Jurídico del Grupo de Puebla. La abogada cuestionó el rol de la Organización de Estados Americanos (OEA) en la crisis de 2019 y calificó como “extraordinaria” la sentencia contra Jeanine Áñez.

“Lo que pasó en Bolivia nos llamó mucho la atención, sobre todo la injerencia de la OEA (Organización de los Estados Americanos), que fue evidenciado por los observadores internacionales, que ha denotado en gravísimas violaciones a los derechos humanos y que justamente iniciaron con la actitud de la OEA de levantar dudas respecto al conteo electoral de las elecciones de 2019, donde el entonces candidato Evo Morales obtuvo la mayoría de votos”, remarcó Proner.

El Grupo de Pueblo reúne a gobiernos y líderes de izquierda y está en contra del neoliberalismo. Ayer, Proner también se refirió a que Áñez debe ser juzgada otra vez. “Este es el primer paso para la búsqueda de justicia para las víctimas del golpe de Estado, la sentencia genera las condiciones para encaminar un segundo proceso en favor de las víctimas”, afirmó la abogada.