Especialistas identifican nuevos actores políticos y cuatro retos para el próximo ciclo electoral

Se trata de nueve ensayos publicados bajo la coordinación de José Luis Exeni y Jan Souverein, director de la Fundación Friedrich Ebert (FES). Es un grupo plural del pensamiento nacional.

Mauricio Quiroz Terán 

Fuente: El Deber



Organizaciones juveniles y líderes sociales con “propuestas de futuro” se proyectan como los nuevos actores del próximo ciclo electoral 2025-2026, según el balance planteado por 11 especialistas en nueve ensayos publicados por la Fundación Friedrich Ebert (FES).

Jan Souverein, director de la institución, y José Luis Exeni, coordinador de proyectos de esta misma fundación, trabajaron en la coordinación de estos análisis que se prestaron esta semana en Santa Cruz de la Sierra.

Sobre estos nueve aportes, incluidos en el libro ‘(RE)Configuración del campo político en Bolivia, balance y horizontes del ciclo electoral 2020-2021’, Exeni conversó con EL DEBER. Explicó que el libro es la continuación de un anterior trabajo que se publicó a finales de 2020.

“A partir de la coyuntura crítica de 2019, se analizó entonces a actores como el MAS, la oposición partidaria, la no partidaria, las iglesias, los medios de comunicación, los empresarios, los factores externos”, precisó el coordinador de la FES.

En esta ocasión participó Armando Ortuño con un análisis sobre la geografía electoral y Fernando Mayorga con un balance sobre lo nacional popular versus lo liberal, además, los politólogos María Teresa Zegada y Marcelo Arequipa abordaron la problemática de la representación política en el marco de la nueva legislación.

Hay más. Manuel Canelas presenta a los actores del “nuevo orden” que saltaron a la lid política entre 2020 y 2021, mientras que Ricardo Paz Ballivián aborda las claves del nuevo campo político.

En este aspecto, Exeni destacó que las elecciones de 2020 y 2021 dejaron fuera a varias organizaciones políticas, como fue el caso de Unidad Nacional (UE) y el Movimiento Demócrata Social (Demócratas) que quedaron con una representación minoritaria.

Desde la perspectiva regional Manuel Suárez Ávila presenta el mapa de los actores y las disputas de Santa Cruz; Rodrigo Ayala Bluske plantea este escenario desde Tarija, en tanto que José de la Fuente y José Andrés de la Fuente Bernal ponen la lente en Cochabamba.

Para finalizar, lo indio, indígena y comunitario tras el ciclo electoral 2020-2021 fue abordado por Elizabeth Huanca Coila.

Exeni valoró que los autores de los ensayos vengan de una pluralidad importante del pensamiento político del país de manera que el lector tenga un abanico diverso respecto a las diversas posturas que existen en el país.  

DESAFÍOS

Los especialistas subrayaron la necesidad de superar la polarización de “la disputa MAS y Anti MAS que ha marcado tanto en los últimos”. De hecho, Exeni consideró que “la polarización es cada vez menos rentable”, aunque admitió que este es uno de los aspectos “irresueltos” de la crisis política de 2019 que se zanjo con voto ciudadano de 2020.

Otro desafío tiene que ver con la “necesidad de comprender la heterogeneidad territorial del voto” porque, señala Exeni, existen muchas claves detrás de los votos que van más allá de la consigna política.

“Tercero: No basta ser candidato, tener partido político o instrumento político. Un horizonte de futuro y una propuesta programática sólida y un proyecto político que es lo que debería estar discutiendo”, precisó.

Los resultados de la gestión pública, tanto en ámbito nacional como en las entidades territoriales autónomas, es el cuarto factor con miras al próximo ciclo electoral,

“Restan dos años, porque el segundo semestre de 2024, ya se activará si no se modifica la ley, el proceso de elecciones primarias para binomios presidenciales y ahí se verá los procesos de definición de candidaturas y todo lo que implicará el ciclo 2025-2026”, puntualizó Exeni.