Esposas de policías piden activar un seguro que garantice la ayuda para las familias de los agentes asesinados

Esta semana se realizará un congreso de emergencia de Anesclapol, la asociación que aglutina a las esposas de los policías de Bolivia, para demandar ayuda a los uniformados

 

Fuente: El Deber
Juan Manuel Ijurko
 

«¿Qué va a hacer para (ayudar a) los niños que quedan huérfanos?». La pregunta de Carmen Barrenechea, representante de la Asociación Nacional de Esposas de Clases y Policías (Anesclapol) queda en el aire. El comandante general de la Policía, Jhonny Aguilera, y otras autoridades policiales anunciaron ayudas tanto para el sepelio como para las familias de las víctimas. «El comandante aún no corrió con nada», comenta Barrenechea.

La portavoz de Anesclapol demandó al Gobierno «un seguro que se tiene que activar» para ayudar a la esposa e hijos de los policías fallecidos. Ante los micrófonos de EL DEBER Radio, en el programa A Primera Hora, cuestiona la falta de posición clara y pública del ministro de Gobierno sobre este caso.

Además de solicitar recursos que beneficien a las viudas y familias de los uniformados, Barrenechea interpeló por la falta de ayuda para los sepelios. «Todos los gastos han sido proporcionados por la misma familia y los camaradas», detalló.

En manifestaciones públicas, autoridades policiales aseguraron que se harían cargo de los gastos funerarios del sargento mayor Eustaquio Olano, el sargento segundo Alfonso Chávez y al voluntario del Gacip, Daniel Candia Orihuela, asesinados el pasado martes.

Barrenechea amplió los cuestionamientos sobre la situación en la que se encuentran los policías. «No les dotan de material. La policía tiene que coser su propio traje porque solo les dan tela. Si les dan las botas», reconoce, aunque enseguida apunta que los uniformados no pueden esperar que desde el Gobierno les ofrezcan «armas o un chaleco protector».

Anuncia un congreso nacional de las esposas de policías que se realizará en Santa Cruz de la Sierra con carácter de emergencia. Esta reunión se realizará coincidiendo por el aniversario de la institución verde olivo, que se realizará el viernes 24 de junio.

La festividad policial llega con un sabor amargo y «una gran molestia dentro de la tropa». Más aún con el anuncio oficial sobre la entrega de alimentos de apoyo para los uniformados. «¿Quieren callarnos?», se pregunta la portavoz de Anesclapol mientras antepone otras emergencias para mejorar el trabajo de los policías.