Evo dice ahora que la justicia es la que debe encargarse de Jeanine Áñez

Confirmó que el sábado se reunió con Luis Arce y David Choquehuanca. Dijo que el tiempo no alcanzó y que seguirán la discusión el 9 de julio, «posiblemente en La Paz».

Choquehuanca, Arce y Morales.
Choquehuanca, Arce y Morales.

Fuente: El Deber

El líder del MAS, Evo Morales, confirmó que el sábado, 18 de junio, se reunió con el presidente Luis Arce, el vicepresidente David Choquehuanca y otras autoridades para analizar diferentes temas. Admitió que faltó tiempo para debatir todos los temas y que la discusión está en cuarto intermedio hasta el 9 de julio. Con respecto a situación de Jeanine Áñez, dijo que la justicia debe encargarse de ese proceso.

En su programa dominical en la radio Kawsachun Coca, Morales desmintió división dentro del MAS y con los dos gobernantes; es más, en esta ocasión bajó el tono y dejó en manos de la justicia las decisiones sobre la expresidente Jeanine Áñez. «Anteayer llegué a Cochabamba, tuvimos tres o cuatro reuniones. Ayer el presidente Luis Arce me convocó a una reunión, para una evaluación política«, dijo sin dar mayores detalles sobre el contenido de la reunión.



En primera instancia, no mencionó entre los asistentes al vicepresidente Choquehuanca, con quien guarda evidente distancia. «Estaba el presidente de las Cámaras, presidente de la Cámara de Senadores, Pacto de Unidad, cuatro ministros. Lamentablemente no alcanzó el tiempo para seguir debatiendo, es nuestra responsabilidad conjuntamente debatir. Entiendo perfectamente  que las autoridades tienen compromisos, por lo que se ha declarado cuarto intermedio. Esta reunión va a continuar el 9 de julio de este añoposiblemente en la ciudad de La Paz, el presidente dirá dónde va a ser la reunión”, manifestó.

Aseguró que es importante la reunión conjunta, porque se hace una “buena evaluación»; además, «tenemos la obligación de coordinar gestión pública y de respaldar y defender la misma con el presidente”.

Consultado sobre la división dentro del partido azul,  señaló que “hay mucha claridad programática e ideológica, especialmente en áreas rurales, aunque los sectores tienen demandas. Lo importante es hablar con los dirigentes y no estar dividiendo como en tiempos neoliberales. Hay dirigentes, representantes, legítimos, coordinar con ellos”.

Luego aseguró que la unidad del partido) «está intacta», aunque  «puede haber diferencias, depende del dirigente. En las bases existe una claridad impresionante. La prensa, la derecha, mediante algunos medios de comunicación quieren dividirnos, hacer aparecer como divididos”, expresó.

Dijo que en la reunión del sábado con los mandatarios -y  esta vez sí mencionó a Choquehuanca-, se comentaron cosas “entre risas. Si hay estos problemas, cómo resolvemos, (así hablamos) con Lucho, con el Vicepresidente, algunas bromas internas, como si no hubiera coordinación, siempre va a haber coordinación. Lo peor ayer trasladándome de un lugar a otro escuchaba Radio Panamericana, todo el día (estaban) hablando de Evo. Me ha sorprendido. La derecha, si no hubiera Evo, no existiría. Todo es Evo, Evo”.

Complementó: “No es como antes, Evo narcotraficante, Evo asesino. El año pasado decían que yo mandaba, ahora dicen que le voy a dar golpe de Estado a Lucho, ¿cómo se entiende eso? Claro, la prensa de la derecha en vez de ayudar a informar la verdad, en vez de comunicar la verdad… La comunicación debe ser efectiva, afectiva y hasta emotiva, una comunicación liberadora, no la que practican algunos medios para enfrentarnos entre bolivianos. Racismo, eso pueden sacar de los medios, no entiendo”.

Aseguró que, si hay opositores son algunos medios de comunicación. «¿Qué propuesta tiene la derecha? Con razón el pueblo contradice a la derecha, si no es vendepatria es antipatria. (…) Qué bueno sería pensar en Bolivia», exclamó. «Trabajemos por Bolivia, encuentros por mandato del MAS. Algunos que apuestan por su patria impulsan nuevos proyectos, nuevos programas productivos; (buscan) de dónde generar más divisas para atender las demandas que tiene el pueblo boliviano. Si sentimos por nuestra patria, si pensamos en nuevas generaciones, es posible parir nuevos programas y políticas económicas, garantizando siempre la soberanía política, economía, dignidad, libertad, respetando a nuestro pueblo y su diversidad”.

Sobre Áñez

Evo Morales recordó que una inmensa concentración en Chimoré, a su retorno de Argentina el 11 de noviembre de 2020, clamaron por justicia tras el “golpe de Estado” que fue “encabezado” por Jeanine Áñez.

Luego varias veces repitió la palabra justicia, para que quede claro su nueva posición sobre Áñez. “A mi retorno de Argentina, pidieron justicia y la justicia está en manos de la justicia. Cada uno tenemos derecho a presentar las demandas, pero la justicia debe decidir qué camino seguir. Escuché algunas declaraciones de víctimas del Trópico preocupadas por la justicia, pidiendo que la justicia los escuche. Ese debate continuará dentro de la justicia boliviana y cualquier institución defensora de los derechos humanos en Bolivia y fuera del país, tiene que pensar en justicia”, recalcó.

Aseguró que los masacrados y asesinados son quechuas y aymaras, y que el hecho puede considerarse jurídicamente como genocidio o delito de lesa humanidad. «Esperamos que la comunidad internacional acompañe para hacer justicia por lo ocurrido”, subrayó.

Esta vez, el líder masista fue mucho más cauto en sus declaraciones que la anterior semana cuando, en el mismo programa radial, Evo señaló que, en una reunión política,  con autoridades nacionales, se tomó la decisión de llevar a Jeanine Áñez a procesos por la vía ordinaria.

Fuente: El Deber