Gobierno advierte con descuentos a médicos, pero el sector confirma el paro nacional jueves y viernes

Médicos anuncian que la medida se acatará en el subsector público y en la seguridad social por 48 horas. Piden más personal y la abrogación de la Ley de Emergencia.

LEYLA MENDIETA

Hospitales vacíos debido al paro médico / Foto: Roger Ramos
Hospitales vacíos debido al paro médico. Foto: Roger Ramos

Fuente: Unitel



Los médicos confirman que este jueves y viernes acatarán un paro nacional para exigir al Gobierno nacional al menos ocho pedidos, entre estos el aumento de recursos humanos para diferentes servicios y la abrogación de la Ley de Emergencia Sanitaria. Anuncian que la medida de protesta se acatará en el subsector público y en la seguridad social.​

En respuesta, el Gobierno nacional advirtió que aplicarán descuentos a los profesionales que acaten la medida en el país.

El ministro de Salud, Jeyson Auza enfatizó que no escuchará posiciones intransigentes y políticas porque está claro que el pedido de abrogar la Ley de Emergencia Sanitaria, sería atentar contra la salud. «Vamos a ser intransigentes, sí, en defender la Salud de nuestro pueblo», sostuvo.

El ministro de Salud advirtió que se sancionará de acuerdo a la normativa vigente a los profesionales que suspendan los servicios de atención a la población.

Por su parte, Fernando Romero, presidente de la Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (Fesirme) lamentó que el Gobierno no los convocó a dialogar y por lo contrario, los amenazaron con descuentos y procesos.

«Ya nos estamos preparando para el paro en el país. Nos da mucha pena lo que está pasando con el coronavirus y los sospechosos de viruela del mono, pero el Gobierno no entiende de otra forma. El paro médico va nomas hasta que en algún momento cedan y nos convoquen al diálogo», señaló, Romero a Unitel este miércoles.

En el pliego petitorio el sector salud hay ocho pedidos: aumento de personal de salud; rechazo a descuentos y despidos que consideran injustificados, falta de pago a personal de contrato eventual; que se apliquen los exámenes de competencias; la estandarización del nivel salarial de enfermeras, nutricionistas, trabajadoras sociales, fisioterapeutas y psicólogos entre otros; inclusión a la Ley General del Trabajo; jubilación «humanizada» y rechazo a la Ley de Emergencia, pues consideran que se mantienen las deficiencias en insumos, medicamentos e infraestructura.

Auza aseguró que desglosaron cada una de sus reivindicaciones y dijo que ninguna de ellas está orientada para beneficio del pueblo.