Gobierno no acepta comunicados internacionales sobre la situación de Jeanine Áñez

El Ejecutivo ratificó su predisposición de mantener las relaciones bilaterales con los organismos, pero pide “respeto mutuo”
Marco Antonio Chuquimia

A través de un comunicado el Gobierno boliviano rechazó las observaciones que realizaron desde Gran Bretaña y la Unión Europea. En el documento publicado esta noche, la Cancillería boliviana afirmó que las mismas no reflejan los informes que se presentaron y pidieron no intervenir en asuntos internos del país.

“El Estado Plurinacional de Bolivia expresa su preocupación y no acepta, los comunicados emitidos por el Ministerio de Asuntos Exteriores, Mancomunidad y Desarrollo del Reino Unido, de 21 de junio de 2022 y la del portavoz del Alto Representante de la Unión Europea de 19 de junio de 2022, con respecto al proceso penal seguido contra Jeanine Áñez y otros por la autoproclamación presidencial, en tanto, no condicen con una relación de respeto mutuo, expresan una posición colonial inaceptable”, señala la primera parte del comunicado oficial.

Este martes se conoció el comunicado del Reino Unido en el que exteriorizaron su “preocupación” con respecto del juicio que se instauró en contra de Jeanine Áñez y la intervención política. No fue el único pronunciamiento y el Ejecutivo también apuntó a la UE.

En la última semana se presentaron los informes de la Misión Técnica en Bolivia de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos (Oacnudh) y las publicaciones del Relator Especial sobre la Independencia de Magistrados y Abogados, Diego García-Sayán. En ambas instancias hubo severas observaciones al sistema judicial que procesó a la exmandataria, aunque el Gobierno matizó esas observaciones.

Para la Cancillería, el comunicado del representante de la UE no toma en cuenta que el trabajo de observación que realizó la Oacnudh en el juicio a Áñez, el mismo que fue regulado con un convenio que dicta la no injerencia en las autoridades de justicia, y que su informe sea en base a la aceptación previa del Órgano Judicial y en las partes del proceso.

Con respecto del pronunciamiento del Reino Unido, la Cancillería afirma que la misma se basa en las publicaciones que lanzó Diego García-Sayán en su cuenta personal de Twitter, mismas que fueron calificadas como un “exceso”.

“Representan un exceso de su parte, sugiriendo que Jeanine Áñez sea procesada por las graves violaciones de derechos humanos en juicio de responsabilidades, cuyo proceso está actualmente en la Asamblea Legislativa Plurinacional”, señala el documento oficial.

Este martes, no solo se conoció la posición del gobierno británico, sino también la neutral Suiza lanzó su comunicado en el que piden que Bolivia respete sus obligaciones con la comunidad internacional.

“La Cancillería suiza tuvo conocimiento del análisis del #OACDH en cuanto a la sentencia contra Jeanine Áñez del 10 de junio. Compartimos las observaciones del #OACDH e instamos a Bolivia a respetar sus obligaciones, también internacionales, en materia del debido proceso”, señala la publicación realizada por Mirko Giulietti, representante de la oficina suiza para las Américas.