Intervienen el hotel balneario Itapemi, propiedad de Misael Nallar, y arrestan a un guardaespaldas

 

Fuente: El Deber
Juan Manuel Ijurko
 

En las redes sociales y las páginas de turismo se anuncia como un «lugar de relajación y entretenimiento en armonía con la naturaleza». La descripción del hotel Balneario Itapemi hace alusión a una laguna rodeada de cabañas. El complejo, que funciona desde hace muchos años en el lugar, era elegido por muchas personas como un lugar para el descanso.

 

La tranquilidad ansiada en un balneario natural se interrumpió la tarde de este miércoles, 22 de junio, cuando la Policía intervino sus instalaciones. Un importante contingente acudió hasta el lugar, que es propiedad de Misael Nállar, principal sospechoso de la muerte de tres uniformados.

Durante gran parte de la tarde y horas de la noche, los policías inspeccionaron diversas áreas del balneario. Fruto del operativo detuvieron a una persona que, según datos preliminares, se trataría de un guardaespaldas.

El pasado martes fueron acribillados tres uniformados en la zona de El Cuchi, Porongo. El sargento mayor Eustaquio Olano, el sargento segundo Alfonso Chávez y al voluntario del Gacip Daniel Candia Orihuela fueron victimados de una manera cruel tras ser reducidos.

 

El operativo policial para hallar a los responsables de los asesinatos se desplazó hasta Guarayos, donde Misael Nallar, principal responsable, cuenta con una hacienda, llamada La Benianita, donde se encontró una jaula con animales silvestres.

El comandante general de la policía, Jhonny Aguilera, informó la noche del miércoles sobre la detención de Nallar y otras cinco personas presuntamente implicadas en el triple asesinato. Además, una decena de personas serán convocadas a declarar para esclarecer el hecho e identificar a los responsables de los tres asesinatos.

Imagen utilizada en la promoción del Balneario Itapemi