Irán desconecta cámaras de sus sitios nucleares

Una resolución de la OIEA condenó a Teherán por falta de cooperación. Francia, Alemania, Reino Unido y EE.UU. urgieron al estado islámico a «respetar sus obligaciones jurídicas”.

    

Atomanlage im Iran

Fuente: DW



La tensión se acrecentó este miércoles (08.06.2022) entre Irán y las potencias occidentales, después que la República Islámica desconectara cámaras de vigilancia en instalaciones nucleares y de que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) la condenara por falta de cooperación.

La resolución condenatoria, la primera desde junio de 2020, fue presentada por Estados Unidos, Reino Unido, Francia y Alemania, cuando las negociaciones para reactivar el acuerdo sobre el programa nuclear iraní de 2015 están estancadas. Fue aprobada por 30 miembros del OIEA, en tanto que Rusia y China votaron en contra, según fuentes diplomáticas. India, Libia y Pakistán se abstuvieron.

Resolución urge a «cooperar»

La resolución urge a Irán a «cooperar» con el OIEA, que lamentó en marzo la ausencia de explicaciones «técnicamente creíbles» sobre los restos de uranio enriquecido detectados en tres plantas nucleares no declaradas.

Francia, Alemania, Reino Unido y EEUU volvieron a la carga por la noche, urgiendo a Teherán a «respetar sus obligaciones jurídicas y cooperar con el OIEA para aclarar y resolver íntegramente esos temas, sin plazos suplementarios».

Israel se congratuló por la medida, considerando que es «un primer y necesario paso hacia el objetivo de que Irán cumpla con sus obligaciones de salvaguardas» nucleares.

Teherán: cámaras eran «gesto de buena voluntad”

Irán anunció poco antes la desconexión de algunas cámaras de vigilancia, afirmando que estas funcionaban como un «gesto de buena voluntad» y no por «obligación», como lo creía la OIEA.

«A partir de hoy, las autoridades competentes han recibido instrucciones de desconectar el Monitor de Enriquecimiento en Línea (OLEM) y las cámaras del medidor de flujo del organismo», dijo la autoridad nuclear iraní en un comunicado.

El documento no especifica cuántas cámaras se apagaron, aunque asegura que «más del 80% de las cámaras existentes en el organismo están operando en aplicación del acuerdo de salvaguardias y seguirán funcionando igual que antes».

El jefe de la organización nuclear iraní, Mohammad Eslami, dijo que «Irán no tiene actividades nucleares ocultas o no documentadas o emplazamientos no declarados», según la agencia estatal de noticias IRNA.

jc (efe, ap)