La revista Rascacielos y el Cedla invitan a contar historias sobre el empleo en Bolivia

La Revista Rascacielos te convoca a proponer una historia real –propia o de alguien conocido– que refleje tu/su experiencia laboral. Dicha historia será la base para que nosotras escribamos una crónica acerca del empleo en el país actualmente.

La revista Rascacielos y el Cedla invitan a contar historias sobre el empleo en Bolivia

Fuente: Brújula Digital 

De ese modo se presentan las convocatorias públicas que lanzaron el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla) y la revista Rascacielos, de manera conjunta, en una innovadora alianza que une la crónica periodística y el necesario análisis sobre el empleo que ambas entidades plantean desarrollar y divulgar durante las siguientes semanas.



Quienes quieran participar podrán enviar sus propuestas en máximo 500 caracteres, siguiendo unas sencillas pautas, que se explican en las convocatorias que ya están disponible en los sitios web de la Revista Rascacielos y el Cedla, además de sus redes sociales. Se elegirán cinco propuestas y cada historia seleccionada recibirá Bs 1.400 de incentivo.

Todos los detalles sobre cada convocatoria están en los siguientes enlaces y redes sociales:
Convocatoria Las tareas del cuidado●Convocatoria Historias de trabajo: empleos y oficios nuevos y los de siempre
Dos tópicos, dos convocatorias

Historias de trabajo: empleos y oficios nuevos y los de siempre. Uno de los ejes sobre los cuales se invita a proponer historias es el relativo a experiencias laborales, sean tradicionales o vinculadas a las nuevas plataformas (aplicaciones), como los camiones de comidas, la distribución de productos en motocicleta, los servicios de taxi, los emprendimientos familiares y otros que reflejen la situación de los derechos laborales.
Las tareas del cuidado. El segundo eje es el relativo a las tareas domésticas, la crianza de niños, la alimentación, el cuidado de adultos mayores, de personas enfermas o con discapacidades. Todos ellos son un trabajo que recae mayormente en las mujeres, aunque no sea de su exclusiva responsabilidad, ya que también le corresponde a la sociedad, a las empresas y al Estado.

La iniciativa busca rescatar, reflexionar y difundir historias relativas a los dos tópicos, ambos vinculados al trabajo, como eje central. Ambas entidades promueven la búsqueda y difusión de estas historias con la idea de generar un mayor conocimiento sobre el tema, promover su inclusión en la agenda pública y así generar un camino hacia la reivindicación de los derechos sociales de trabajadores y trabajadoras de Bolivia. Se trata, en suma, de contribuir al fortalecimiento de la acción política de los trabajadores a través del conocimiento.

“El fin último de este proceso participativo y de reflexión colectiva entre una entidad de análisis económico y una revista periodística es avanzar hacia un mejor y más equitativo desarrollo social” ha indicado Mabel Franco, editora general de la revista Rascacielos.

Por su parte, Javier Gómez, Director Ejecutivo del Cedla, añade que este proyecto es parte del trabajo permanente de la entidad, en busca de aportar a mejorar las condiciones laborales, reducir los índices de la pobreza multidimensional y transformar las condiciones de la carga laboral y del cuidado que pesa sobre las mujeres.

El Cedla es un centro de investigación que genera y difunde conocimiento crítico sobre la problemática laboral con incidencia en el debate público y en la acción de los/as trabajadores/as y sus organizaciones.

Rascacielos es una revista de periodismo narrativo creada gracias al impulso de cronistas, periodistas, escritores y actores del ámbito cultural boliviano. En Rascacielos la participación de los lectores es determinante, ya que mediante las distintas convocatorias públicas que realiza, el público escribe o envía historias que, al ser publicadas por la revista, se ponen al alcance de todos.
Bolivia tiene el índice más alto de trabajo informal
Debido a la permanencia de la pandemia del coronavirus, sus efectos económicos y la falta de medidas de política para la generación de empleo, hasta el primer trimestre de 2022 no se logró revertir la caída del empleo asalariado urbano que concentra al 38,5% de los trabajadores mientras que el trabajo por cuenta propia y como familiar no remunerado pasa a ocupar al 61,5% de los trabajadores con un porcentaje mayor entre mujeres (65,2%).
De manera general, las condiciones laborales han empeorado para los trabajadores y se han profundizado las desigualdades de ingreso. Las mujeres reciben un ingreso promedio de 3.059 bolivianos, 20% menos que lo que reciben los hombres (3.837 bolivianos). En este contexto, la informalidad laboral ha llegado a superar el 80%, la cifra más alta entre los países latinoamericanos.