La Unión Europea culpó a Rusia de la inminente crisis alimentaria mundial: “Es la única responsable”

En una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, aseguró haber visto millones de toneladas de grano y trigo atascadas en el puerto ucraniano de Odessa. El embajador ruso abandonó la reunión

FOTO DE ARCHIVO: El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, asiste a una conferencia de prensa durante una cumbre de líderes de la Unión Europea, mientras los líderes de la UE intentan acordar sanciones petroleras rusas en respuesta a la invasión rusa de Ucrania, en Bruselas, Bélgica, el 31 de mayo de 2022. REUTERS/Johanna GeronFOTO DE ARCHIVO: El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, asiste a una conferencia de prensa durante una cumbre de líderes de la Unión Europea, mientras los líderes de la UE intentan acordar sanciones petroleras rusas en respuesta a la invasión rusa de Ucrania, en Bruselas, Bélgica, el 31 de mayo de 2022. REUTERS/Johanna Geron

 

Fuente: Infobae.com



El presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, acusó el lunes a Rusia de utilizar el suministro de alimentos como “un misil furtivo contra los países en desarrollo” y culpó al Kremlin de la inminente crisis alimentaria mundial, lo que provocó que el embajador de Moscú en la ONU abandonara una reunión del Consejo de Seguridad.

Michel se dirigió directamente al embajador ruso, Vassily Nebenzia, en la reunión del Consejo, diciendo que vio millones de toneladas de grano y trigo atascadas en contenedores y barcos en el puerto ucraniano de Odessa hace unas semanas.

Eso fue “por culpa de los buques de guerra rusos en el Mar Negro”, y de los ataques de Moscú a las infraestructuras de transporte y a las instalaciones de almacenamiento de grano, así como de sus tanques, bombas y minas que impiden a Ucrania sembrar y cosechar, afirmó.

“Esto está haciendo subir los precios de los alimentos, empujando a la gente a la pobreza y desestabilizando regiones enteras”, dijo Michel. “Rusia es la única responsable de esta crisis alimentaria que se avecina. Solo Rusia”, añadió.

Michel también acusó a las fuerzas rusas de robar grano de las zonas que ha ocupado “mientras se desplaza la culpa de otros”, calificando esto de “cobarde” y “propaganda, pura y dura”.

Nebenzia abandonó la sesión informativa de Michel, cediendo el asiento de Rusia a otro diplomático.

El embajador adjunto de Rusia en la ONU, Dmitry Polyansky, escribió más tarde en el canal ruso de Telegram que los comentarios de Michel fueron “tan groseros” que el embajador ruso abandonó la sala del Consejo de Seguridad.

La reunión del Consejo de Seguridad debía centrarse en la violencia sexual durante la guerra en Ucrania, pero también se planteó la invasión rusa y sus consecuencias, especialmente en la escasez mundial de alimentos y el aumento de los precios.

Michel respaldó firmemente los esfuerzos del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, para conseguir un acuerdo global que permita las exportaciones de grano desde Ucrania y garantice que los alimentos y fertilizantes rusos tengan acceso sin restricciones a los mercados mundiales.

Ucrania y Rusia producen conjuntamente casi un tercio del trigo y la cebada del mundo y la mitad del aceite de girasol, mientras que Rusia y su aliada Bielorrusia son los productores número dos y tres del mundo de potasa, un ingrediente clave de los fertilizantes.

Guterres advirtió el mes pasado que los niveles de hambre en el mundo “están en un nuevo nivel”, ya que el número de personas que se enfrentan a una grave inseguridad alimentaria se ha duplicado en sólo dos años, pasando de 135 millones antes de la pandemia de COVID-19 a 276 millones en la actualidad. Dijo que más de 500.000 personas viven en condiciones de hambruna, un aumento de más del 500% desde 2016.

El embajador de Ucrania ante la ONU, Sergiy Kyslytsya, dijo el lunes ante el Consejo de Seguridad que el país sigue comprometido con la búsqueda de soluciones para evitar la crisis alimentaria mundial y que está dispuesto a crear “las condiciones necesarias” para reanudar las exportaciones desde el puerto clave del sur de Odesa.

“La cuestión es cómo asegurarse de que Rusia no abuse de la ruta comercial para atacar la propia ciudad”, señaló.

Kyslytsya dijo que la cuestión ha cobrado mayor relevancia desde que cuatro misiles rusos impactaron el domingo en una planta de Kiev, donde se estaban reparando vagones de carga que transportan grano a los puertos ucranianos.

“Significa que todos los cuentos de hadas de Putin sobre su disposición a facilitar la exportación de trigo ucraniano, que tan elocuentemente cuenta a sus escasos interlocutores, están demasiado alejados de la realidad”, indicó el embajador ucraniano.

No obstante, “seguimos trabajando con la ONU y nuestros socios para garantizar el funcionamiento de las normas marítimas para el experto en productos agrícolas ucranianos”, dijo Kyslytsya.

“Como primer paso”, señaló, “Rusia debe retirar sus fuerzas navales en las aguas marítimas que rodean a Ucrania y ofrecer garantías de seguridad contra los ataques en los puertos” y contra los barcos comerciales.

El Secretario de Estado de EE.UU., Antony J. Blinken, en una mesa redonda virtual con grupos del sector privado sobre cuestiones de seguridad alimentaria derivadas del conflicto, acusó a las fuerzas rusas de plantar explosivos en las tierras de cultivo capturadas y de acaparar las exportaciones de alimentos de Ucrania.

Blinken dijo que el presidente ruso, Vladímir Putin, está haciendo esto y “utilizando agresivamente su maquinaria de propaganda para desviar o distorsionar la responsabilidad porque espera que eso haga que el mundo ceda ante él y luego las sanciones”. En otras palabras, sencillamente: es un chantaje”.

“El Kremlin tiene que darse cuenta de que está exportando el hambre y el sufrimiento mucho más allá de las fronteras de Ucrania”, y que África está experimentando “una parte excesiva del dolor”, dijo.

(Con información de AP)