Las víctimas de los enfrentamientos en Apolo identifican y atrapan a tres atacantes; denuncian que autoridades pretenden liberarlos

Los acusados pertenecen al pueblo minero de Mapiri, que está a unos 115 kilómetros de Apolo, en el departamento de La Paz.

Marco Antonio Chuquimia

Los tres detenidos por los pobladores de Chontalaca
Los tres detenidos por los pobladores de Chontalaca.

Fuente: El Deber



Las víctimas de los enfrentamientos del martes en la región de Apolo lograron capturar a tres de los atacantes y no contaron con la ayuda de la Policía ni de la Fiscalía, por el contrario, las personas denunciaron que las autoridades pretenden liberar a los tres atacantes porque supuestamente no encuentran delito.

Jhonny V.C., Edwin P.O. y Adrian L.Y. son las tres personas identificadas como los atacantes en la comunidad de Chontalaca donde se produjeron los hechos y pretendían abandonar Apolo. En la tranca de salida los comunarios los identificaron y pararon el vehículo, pese a que los tres atacantes se resistieron. Así estuvieron por hora y media, esperando a que acuda la Policía (dos efectivos). Es así como fueron llevados a las celdas policiales de Apolo, donde se supone que deben declarar por los sucesos.

La aprehensión de las tres personas está registrada en cinco videos que lograron grabar las víctimas y difundirlas por Facebook. Los pobladores lamentaron la ausencia de las autoridades a la hora de hacer cumplir las denuncias.

En las celdas se pidió la presencia de la fiscal, Débora Olivera Capihuara, quien está a cargo del caso y debía tomar las declaraciones de los denunciados. Pese a que estaba en el pueblo no apareció para la toma de las declaraciones y la Policía les dijo a los comunarios que no podrían detenerlos más allá de las ocho horas, porque así lo manda la ley. EL DEBER llamó al número de la fiscal y también envió mensajes para obtener su versión, pero nunca respondieron a los requerimientos.

Por esa razón, las víctimas acusaron a la fiscal de favorecer abiertamente a los atacantes del martes y que ocasionaron ocho heridos de bala. Las autoridades debían informar este viernes sobre los resultados de las investigaciones, sin embargo, no hubo el reporte.

El juez Daniel Guarachi Calle debía ver el caso, pero no hay personas detenidas y las tres que fueron detenidas están a punto de recuperar su libertad. Luego de atrapar a los atacantes, los comunarios creen que todos los que vinieron ese día pertenecen a Mapiri, municipio que está a unos 115 kilómetros de Apolo y un viaje en los conocidos Ipsun puede demorar hasta tres horas.

Los comunarios también relataron que cuando ocurre algún problema en Apolo, los sospechosos o los culpables huyen hacia Mapiri que es un centro minero y tienen decenas de cooperativas trabajando en el lugar y se mimetizan en medio de esas empresas.