Líder indígena advierte al Gobierno de Ecuador con «otro nivel» de protestas

El presidente de la Conaie, Leonidas Iza, considera que el Gobierno debe dar respuestas claras a las demandas para que las protestas no escalen.

Indigene protestieren gegen soziale Missstände | Ecuador

Fuente: DW



El líder indígena Leonidas Iza, principal promotor de las protestas contra el Gobierno de Ecuador, advirtió este viernes (17.06.2022) que la movilización podría pasar a «otro nivel» si el Ejecutivo del presidente Guillermo Lasso no da respuestas a las diez demandas para superar la situación de angustia económica que agobia al país.

«Si el Gobierno nacional no genera condiciones para estas respuestas, sí sentimos que (la protesta) podría estar pasando a otro nivel», remarcó en una entrevista el presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y miembro del grupo de gobernanza de la Iniciativa Cuencas Sagradas del Amazonas.

Iza replicó al presidente Lasso, quien en la noche del jueves dijo que no veía una justificación valedera para la protesta indígena y comparó la situación actual con la de octubre de 2019, cuando se produjo otra movilización similar que exigía la derogación de un decreto que eliminaba los subsidios a las gasolinas.

Según el dirigente indígena, en el Gobierno del conservador Lasso, que lleva algo más de un año en el poder, subsisten esos «detonantes» que afectan de forma «neurálgica» a la población.

El incremento de los precios de los combustibles que se ha dado en el periodo de Lasso y el encarecimiento de los productos de primera necesidad en su administración son elementos que se incluyen en el pliego de diez peticiones presentadas por la Conaie, añadió.

Iza también hizo responsable de la situación al Fondo Monetario Internacional (FMI), que ha impuesto planes como la flexibilización laboral y la eliminación de los subsidios como formas de presión a cambio de los créditos que ha entregado al Gobierno.

Añadió que un elemento que alimentó la protestas fue su detención en la madrugada del martes y que duró un día, hasta que una jueza de la provincia andina de Cotopaxi se negó a que cumpla una «prisión preventiva» y lo dejó en libertad condicional, sujeto a medidas medidas cautelares como no salir del país.

Iza dijo que las protestas que se han sucedido en los últimos días en Quito, donde sindicatos, estudiantes y pobladores han participado en masivas marchas por el centro de la ciudad, ha influido en la decisión de los dirigentes indígenas de reforzar la protesta en la capital.

«Vándalos y terroristas»

«Vamos a tener que coordinar y consolidar para que esta llegada a la ciudad de Quito sea realmente significativa», añadió Iza al evaluar la reacción de las fuerzas del orden.

«Hay una estrategia instalada desde el Gobierno» que incluye «estigmatizar a los dirigentes» con apelativos como «vándalos» o «terroristas» y posicionar «el discurso del vandalismo para crear un ambiente de temor» entre la población, opinó el líder de la Conaie.

Según él, los manifestantes «han resistido a la violencia» desatada por las fuerzas policiales, que incluso, según aseveró, han aplicado la práctica de «infiltración en las manifestaciones».

Para Iza, el Gobierno debería dar respuestas claras a las demandas para que la protesta no escale, ya que si no lo hace podría crearse «otro escenario mucho más jodido (peligroso)», que incluso podría rebasar a las dirigencias.

La lucha en Ecuador, ahora, «no es sólo de la Conaie», pues se han sumado otras organizaciones como los sindicatos, los estudiantes, los maestros, los gremios de la salud y los colectivos barriales, entre otros, según enumeró.

Asimismo, destacó la solidaridad internacional con «la lucha del pueblo» en Ecuador y dijo que su organización ha enviado más de 300 cartas de agradecimiento a colectivos en varios países de América Latina y Europa.

Iza, que aseguró no tener en este momento intereses electorales, aseguró que este es un momento de lucha para cambiar «la cruda realidad» que abate al país, aunque no descartó que el futuro le tenga asignado otro rol.

«En el devenir del tiempo no se puede saber qué es lo que puede suceder, pero en este momento no queremos que se confunda con una agenda electoral: política hacemos todo el tiempo», apostilló.

mg (efe, Diario La Hora)