Carolina y José Armado Ribera, hijos de la expresidenta Jeanine Áñez, confirmaron que acudirán a la “vía internacional” en búsqueda de justicia para su madre, la expresidenta Jeanine Añez, quien el viernes fue condenada a 10 años de cárcel por su cuestionada proclamación en la crisis de noviembre de 2019.

“No vamos a abandonar nunca a mi madre, ella hizo lo correcto, mi madre es una presa política, sabemos que este juicio fue totalmente injusto, hubo muchas irregularidades, se vulneraron todos los derechos de mi madre; entonces, vamos a ir por la vía internacional y (ahí) encontraremos justicia”, dijo José Armando Ribera Áñez.

Carolina, en un contacto con la Red Uno, agregó que decidieron acudir ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos porque “ya se han agotado todas las instancias en Bolivia y aquí no hay justicia”.

Además, “en la vía internacional ya no hay partidos políticos, ya no hay injerencia política, ya no hay venganza, ya no hay amiguitos que den órdenes; (en esa vía) se va a hacer justicia, se va a hacer lo que corresponde, (es decir) lo legal y se va a dejar en vergüenza a las autoridades del país”, señaló la hija de la exmandataria.

En su alegato final ante el Tribunal de Sentencia Anticorrupción Primero de La Paz, que la condenó a 10 años de prisión, Áñez ya había anticipado esta determinación.

“Nosotros no nos vamos a quedar acá, vamos a seguir en la vía internacional y sobre todo yo me voy a quedar con la justicia divina, porque esa es la que a mí no me falla”, señaló entonces la exmandataria.

La noche del viernes, Áñez fue condenada por el caso Golpe de Estado II, en el que fue juzgada por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes.