Los incas sueñan con contraer nupcias a la orilla del mar y estarán en la Marcha del Orgullo

Franco y Alejandro, la pareja que revolucionó el Gran Poder en La Paz, dieron a conocer que, durante la entrada, vivieron experiencias insólitas, pues algunas mujeres fueron muy osadas.
Franco de la Cuenca (i) y Alejandro Ledezma (d), los incas que captaron la atención en el Gran Poder. OPINIÓN
Franco de la Cuenca (i) y Alejandro Ledezma (d), los incas que captaron la atención en el Gran Poder. OPINIÓN

Los incas del Gran Poder continúan generando noticia. El revuelo que ocasionaron cuando hicieron su paso por la entrada, ostentando vestuarios dorados y luciendo sonrisas de simpatía, sigue su hilo con detalles que van revelando de a poco.

Franco de la Cuenca (31 años) y Alejandro Ledezma (38) son aquellos incas singulares que captaron la atención de hombres y mujeres en la festividad. El primero, nacido en La Paz, y el segundo, en Cochabamba, revelaron que planean casarse este año, entre septiembre y octubre. Pero hay otro dato más. En entrevista con Buena Noche, programa de OPINIÓN, dieron a conocer que les hace ilusión contraer nupcias en el mar.



Al menos, Franco exteriorizó aquel deseo, aunque todo está en proceso.

«Se va a a ver. No sabemos la fecha todavía, pero lo quiero hacer en el mar», contó Franco, de padre argentino y madre boliviana. Agregó que fue él quien tomó valor y le pidió casamiento a su pareja. «Yo se lo pedí. Él es tímido, no se va a atrever», dijo, en tono gracioso.

Lo curioso es que Alejandro confesó haberse enterado del casamiento de ambos mediante las redes sociales. «Yo me enteré por un amigo del Face (Facebook). Me preguntó ‘¿qué significa esto?’. Empecé a ver el internet y encontré que se va a casar, pero a mí no me dijo nada, ja ja. Vi la imagen de la entrevista que dio», relató, entre risas.

DIRÁN PRESENTE

Los incas más famosos de Bolivia estarán presentes el 2 de julio, cuando se concrete la Marcha del Orgullo Gay en las calles de la ciudad. Alejandro adelantó la información, también en OPINIÓN.

«Vamos a entrar para el 2 de julio al Orgullo Gay. Va a ser la primera vez que estamos presentes», comentó el personal trainer.

Al respecto, Franco reveló que planean lucir vestuarios de color negro. Es decir, saltarán a la palestra vistiendo ropa interior negra, botas también negras y probablemente corbatas de gato (moños). Nada está dicho en ese sentido, solo se trata de una opción.

PÚBLICO MUY OSADO

Si bien la experiencia de haber sido parte del Gran Poder y de haber causado furor es memorable para Franco y Alejandro, también es cierto que tanto mujeres como algunos hombres fueron muy osados con ambos. De hecho, algunas personas del público incluso fueron más allá y se animaron a tocar sus cuerpos de forma sorpresiva.

Los fisicoculturistas lo tomaron de la manera más amable, aunque quedaron en shock, por momentos, tomando en cuenta que se vieron acosados.

A Alejandro, un chico le pidió permiso para tocarlo. Recibió un sí como respuesta y se limitó a hacerlo. Franco, en dicho sentido, prefiere reservarse algunos detalles. Dijo haber recibido piropos de mujeres, lo cual le provocó una sonrisa. No obstante, hubo otras que posaron sus manos en partes muy personales del cuerpo.

«Había una señora que vino y, de repente, vi su mano que estaba en la parte donde ya sabes. Metió la mano. Yo me quedé un poco en shock. Luego volví a reaccionar y seguí bailando. Otras señoras no me querían soltar. No sé si querían llevarme a su mesa».