Renovarán los 21 juzgados disciplinarios del país; actuales autoridades recibirán su liquidación

TRAS INTERVENCIÓN

El Consejo de la Magistratura emitirá convocatoria. Foto: CM.

Fuente: erbol.com.bo

El Consejo de la Magistratura anunció que ha tomado la decisión de renovar los 21 juzgados disciplinarios a nivel nacional, para lo cual dispondrá la liquidación administrativa de las actuales autoridades y emitir una convocatoria para llenar los cargos con gente idónea.



La decisión se toma después de una intervención que se realizó a dichos juzgados, evidenciándose deficiencias en la gestión como la retardación de justicia.

“Sobre todo con los hallazgos que hemos encontrado en el proceso de intervención de los 21 juzgados disciplinarios, el pleno del Consejo de la Magistratura ha tomado la determinación de renovar el 100% de los jueces disciplinarios en nuestro país y el personal de apoyo que estas unidades administrativas disciplinarias tienen”, dijo el presidente de dicha entidad, Marvin Molina, según reporte del periodista Iván Ramos de la Red ERBOL.

Entre las deficiencias encontradas en la intervención, Molina mencionó que de 40 expedientes revisados del juez disciplinario 3º de La Paz, 12 tenían indicios de responsabilidad. En Santa Cruz, el juzgado disciplinario 1º tenía 115 expedientes observados de 120 revisados, mientras que en Tarija el juzgado 1º tenía observaciones en los 158 expedientes sujetos de intervención.

Aclaró que para no dejar al país sin justicia disciplinaria, se dispuso que los jueces sigan en funciones mientras se realiza el proceso de institucionalización, sin embargo, se instruirá que se haga su liquidación.

“Vamos a emitir instructivos desde la Dirección Nacional de control y Fiscalización, para que ellos (los jueces disciplinarios) ingresen en un proceso de liquidación y no dejen cuentas pendientes”, explicó.

El presidente del Consejo de la Magistratura estimó que la subsiguiente semana se emitiría la nueva convocatoria para renovar a los juzgados disciplinarios.

Aclaró que no todos los jueces disciplinarios son malos y que están en la libertad de someterse al nuevo proceso de institucionalización que se realizará.

También pidió que no exista algún “contubernio” entre amistades de jueces, que puedan obstaculizar este proceso.