Rusia dice que no atacará los puertos ucranianos para dar salida al cereal

Vladimir Putin, entrevistado por la televisión rusa, dijo que garantizará «el transporte pacífico, el acceso seguro a esos puertos». Y culpó a Occidente de la crisis alimentaria por sus «erróneas» decisiones económicas.

Russland AU Präsident Macky Sall trifft Präsident Wladimir Putin in Sochi
Fuente: DW

El presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró este viernes (03.06.2022) que su país no atacará los puertos ucranianos que sean desminados para el paso del cereal bloqueado desde hace semanas debido a la actual campaña militar rusa. «No vamos a aprovechar la situación del desminado para, digamos, realizar algún tipo de ataque desde el mar», dijo Putin durante una entrevista con la televisión pública Rossiya 24.

Putin subrayó que la mejor opción para la salida del cereal ucraniano son los puertos situados en el mar Negro, entre ellos Odesa, que aún está bajo control ucraniano. «No fuimos nosotros quienes minamos los accesos, fue Ucrania quien los minó. Ya se lo he dicho en muchas ocasiones a todos nuestros colegas. Que los desminen», señaló.



Insistió en que Rusia no impondrá «ninguna condición» y señaló que «garantizamos el transporte pacífico, el acceso seguro a esos puertos, además de la entrada y trasiego de barcos extranjeros», subrayó. El presidente ruso consideró un «farol» acusar a Rusia de bloquear el grano ucraniano en los puertos, en donde, recordó, hay decenas de barcos extranjeros con sus tripulaciones al completo retenidas contra su voluntad en territorio de Ucrania.

También recordó que los volúmenes de exportación de trigo ucraniano, que estimó en 6 millones de toneladas, son insignificantes en comparación con la producción mundial, que asciende a unos 800 millones. Ucrania, sin embargo, acusa a Rusia de bloquear sus puertos, lo que le impediría exportar hasta 22 millones de toneladas con destino, principalmente, a África y Asia. Además, denuncia que Rusia ha robado cereal ucraniano y se lo ha vendido ilegalmente a terceros países como Siria.


El presidente de Senegal y de la Unión Africana, Macky Sall, reunido con el presidente ruso, Vladimir Putin, en Sochi. Poco antes de su encuentro, Sall había pedido a Putin que tomara «conciencia» de que los países africanos son «víctimas» del conflicto en Ucrania por la posible crisis alimentaria mundial.

Putin, que cifró en 37 millones de toneladas las exportaciones rusas para 2022-23, también propuso como alternativa los puertos ucranianos en el mar de Azov -Mariúpol (Donetsk) y Berdiansk (Zaporiyia)-, ambos bajo control ruso. «Estamos acabando el trabajo de desminado. Las tropas ucranianas los minaron en su momento en tres capas. Crearemos la logística necesaria. Lo haremos», dijo. También aludió a otras alternativas como el río Danubio, los territorio de Rumanía, Hungría y Polonia, y también a través de Bielorrusia hacia los puertos bálticos, la opción «más sencilla y más barata». «Pero para ello hay que levantar las sanciones a Bielorrusia. Pero eso ya no es asunto nuestro», admitió.

Putin acusó también a Occidente de crear la actual crisis alimentaria con sus «erróneas» decisiones en el plano económico y energético, incluso antes de la «operación militar» en Ucrania y de las sanciones, y le criticó por intentar que «paguen justos por pecadores» al responsabilizar a Rusia de los problemas en el mercado internacional. El ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, viajará el próximo día 8 a Turquía, que se ha ofrecido a mediar junto a la ONU para desbloquear los puertos ucranianos.

El presidente de la Unión Africana y de Senegal, Macky Sall, se reunió hoy durante tres horas con Putin en el balneario de Sochi para abordar la crisis alimentaria en África por la ofensiva rusa en Ucrania. «Salimos de aquí muy tranquilos y felices por nuestra conversación», declaró a la salida y dijo que vio a un Putin «comprometido y consciente de que la crisis y las sanciones crean serios problemas en las economías más débiles, como las africanas».

lgc (efe/afp/ep)