Senador del MAs exige que el busto derribado de Evo en un polideportivo sea repuesto «de inmediato»

En un encuentro en Quillacollo, Cochabamba, en el que también estuvo el expresidente Morales, el senador oficialista Leonardo Loza recordó cuando el exministro Milton Navarro destrozó el monumento, en 2020. «Creo que ni conocía el balón», acusó sobre la exautoridad.
Del lado izquierdo, el senador Leonardo Loza. Del derecho, el busto derribado de Evo Morales, en 2020. OPINIÓN
Del lado izquierdo, el senador Leonardo Loza. Del derecho, el busto derribado de Evo Morales, en 2020. OPINIÓN

A dos años y medio de que el busto de Evo Morales fuera destrozado a combazos, en el frontis del Polideportivo de Quillacollo, el senador del oficialismo Leonardo Loza exigió que dicho monumento sea nuevamente levantado en el mismo sitio.



En enero de 2020, el entonces ministro de Deportes del gobierno de Jeanine Áñez, el potosino Milton Navarro, protagonizó un evento sin precedentes en el que estuvieron, incluso, miembros de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC).

Entonces, Navarro se montó al lado del busto. Ayudado por una escalera y un combo, se enfrascó en la tarea de derribar la obra, que tenía la cara de Evo.

El senador Loza recordó dicho momento este sábado, en un encuentro en Quillacollo, y no solo criticó con dureza a «la derecha y al fascismo», sino que exhortó al Concejo de ese municipio a trabajar de inmediato para que haya un nuevo busto «en agradecimiento» al exmandatario y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS).

«Teníamos una impotencia, compañeros. No sé cómo está el Concejo. Deberíamos inmediatamente reponer ese busto de Evo Morales, compañeros, que ha sido destruido por la derecha, por el fascismo. No sé dónde estará ese… creo que era ministro de Deportes, o viceministro. Ni siquiera conocía balón, ni sabia patear, pero ha sido capaz de tumbar ese busto».

Completó con la exhortación: «Bajo decisión unánime de este acto de Quillacollo, tendríamos que reponer ese busto como reconocimiento a las grandes obras que ha hecho en Quillacollo. Debería estar parada allá».

RENOVACIÓN

El senador, quien estuvo al lado del expresidente Morales en su visita a Quillacollo, también habló de renovación y concluyó que se trata de un proceso. Por ello, no puede darse de la noche a la mañana.

«Nunca vimos una renovación de la noche a la mañana. Ese que nos habla de renovación no está pensando en Quillacollo, en Cochabamba, peor en el país. Está pensando de dónde puede robar. Eso no es renovación, es oportunismo, es delincuencia».