Suma nueva víctima de la estampida en la Tomás Frías, familiares denuncian maltrato y negligencia

“Ayer le ha llamado al Rector y vinieron con el Gerente y ahí le ha agarrado la mano y le ha dicho ‘por favor ayúdenme’, llorando se ha pedido ayuda», contó su hermana.

estampida

Fuente: https://www.noticiasfides.com



La universitaria Plácida Beatriz Isla Caya falleció esta jornada a la espera de atención especializada por las complicaciones que tuvo a nivel respiratorio luego de una cirugía a la que fue sometida, tras ser víctima de la estampida de estudiantes en el coliseo universitario en mayo pasado.

“Yo he ido a hablar personalmente con el Rector. Él dijo que se haría cargo de todo, ha instruido al Gerente del Seguro (Universitario) de que incluso le den una cama especial y que esté con una enfermera las 24 horas, cosa de que no ha sucedido. Todo el tiempo he denunciado que la han atendido muy mal. Inclusive, después de una semana de su operación de la cabeza le han dado de alta. Imagínense.

Ellos mismo nos han dicho que mi hermana estaba como un bebé. Nosotros nos hemos llevado y al día siguiente se le ha hinchado la mitad de su cuerpo. En ese estado nos han dicho llévenselo, llévenselo, que la recuperación tiene que ser en casa. Nuevamente hemos padecido un día entero para volverla a internar. De alguna manera parece que querían deshacerse. El domingo nos dicen que ya estaba bien y que deben llevársela a casa”, relató el hermano de la universitaria.

La estudiante esperó a un médico otorrino en el hospital universitario desde el sábado pasado porque su garganta comenzaba a dificultarle la respiración, el especialista no se apareció. Los médicos programaron trasladarla a la ciudad de La Paz pero para el miércoles próximo.

“Ayer le ha llamado al Rector y vinieron con el Gerente y ahí le ha agarrado la mano y le ha dicho ‘por favor ayúdenme’, llorando se ha pedido ayuda. ¡Por qué no le han trasladado más antes a La Paz!”, contó entre llanto la hermana de Plácida.

La delegada defensorial Wilma Martínez se apersonó al nosocomio y anunció que pedirán una auditoría médica y abrirán una investigación para determinar si hubo mala atención o mala praxis durante la internación de la universitaria.

“Desde el día sábado hemos esperando al doctor otorrino que tenía que revisarle la garganta, no se ha aparecido. Ayer no ha dormido, toda la noche no ha dormido, su garganta se le ha cerrado más. Las enfermeras no la atendían bien, decían que todo el tiempo vomita (…). Varias veces se hizo ganar con sus necesidades. Las enfermeras, en vez que me ayuden a limpiarla, me daban unos guantes. Se ha caído dos veces en la cama”, denunció la hermana.

El 9 de mayo pasado se realizaba una asamblea estudiantil en el coliseo de la universidad potosina Tomás Frías, pero la detonación de unos gases lacrimógenos provocó que los universitarios escapen del recinto cerrado por la única vía de acceso, lo que provocó una estampida que dejó con una cifra inicial de cuatro fallecidos decenas de heridos.