Un anciano quiere crucificarse porque su hija vendió su casa en El Alto

Nicolás Cenobio Callejas, es un anciano de 88 años, quien tuvo la mala suerte se sentir el puñal en la espalda, ya que su hija menor terminó falsificando los documentos de su casa para venderlo a precio de gallina muerta sin valorar que se trata del esfuerzo de toda la vida de su progenitor.

Fuente: http://www.elalteno.com.bo



“Me voy a crucificar, la justicia no me quiere ayudar, no sé a dónde más ir para que me ayuden. Mi hija me quiere quitar mi casita. Han venido con gente para desalojarme y me querían pegar, la denuncié, pero hasta ahora no hay justicia para mi”, afirmó junto a su hija mayor, Encarnación Calle Callejas, en conferencia de prensa en la Alcaldía Quemada de El Alto.

El hombre de la tercera edad, explicó que confió en su hija, Cata Zulma C. C. de 53 años y le firmó un poder con el objetivo de deshipotecar su vivienda ubicada en la calle René Vargas y Hermanas de Santa Cruz, a unos metros de la avenida Panorámica del Distrito 6 de la ciudad de El Alto.

Nicolás Cenobio Callejas confió ese documento a su hija menor, pero en lugar de cumplir el mandato de su padre, según la denuncia, ella se aprovechó de su buena fe y con ese poder vendió la casa.

“No me ha dicho, de ocultas lo ha vendido, yo le dije que lo deshipoteque para que se repartan con sus hermanos, pero lo vendió mi casita a ocultas de mí y de mis otros hijos”, denunció con lágrimas el anciano ante los medios de comunicación.

La mujer realizó la documentación a expensas de su familia y convenció a algunos vecinos a los cuales les aseguró que su padre estaba a punto de morir, algo que el hombre negó, para que ellos sean sus garantes. “Mi propia hija me ha hecho esa maldad y ahora me quiere botar de mi casita”.

GRESIONES

Además, según contó el anciano, hace algunas semanas atrás, su hija llegó junto a un grupo de personas para tratar de sacar por la fuerza a su padre, ya que parte de la vivienda fue vendida a terceras personas con documentos falsificados.

“Entre hartos han venido, yo estaba solito con mi nietito y se han entrado a mi casa por la fuerza, se han llevado mi puerta y han destruido las paredes y los techos. Yo estaba solito con mi nietito, hasta con policías han venido que me querían pegar”, contó con lágrimas el anciano mientras mostraba algunas fotografías.

INVESTIGACIÓN

Por su parte, su hija mayor, Encarnación Calle Callejas, detalló que realizaron la denuncia ante las autoridades correspondientes, pero lamentablemente, la misma no avanza por la lentitud de los administradores de justicia.

“Se ha realizado la denuncia, porque a mi padre lo querían pegar. Mi hermana menor trajo a unas 40 personas para desalojar por la fuerza a mi papá. Ese día nosotros no estábamos y de eso se aprovechó mi hermana. Por eso mi papá quiere crucificarse”, lamentó la hija mayor.

LA FALSIFICACIÓN

Encarnación Calle Callejas, ratificó que su hermana, Cata Casas C., falsificó documentos para vender la casa del anciano.

“Mi hermana Cata Zulma (C. C.), es de profesión maestra y trabaja en un colegio de secundaria, es maestra de psicología y filosofía. Ella ha falsificado documentos para vender la casa de mi papá”, aseveró.

LA TRAICIÓN

Según la hija mayor del anciano, la acusada Cata Zulma C. C., con la ayuda de un abogado, hizo aparecer que son solo dos hermanos para realizar el papeleo en Derechos Reales y el anciano tiene siete hijos. “Mi hermana menor le está haciendo un daño terrible a la salud de mi papá, es de la tercera edad. Él ya no quiere ni dormir, porque tiene miedo que le quiten su casita. Lo único que queremos es que se haga justicia y que mi padre viva en paz”, ratificó la entrevistada.