Vecinos dan 48 horas a familia de hermanos acusados de violación para que dejen el barrio

En un voto resolutivo emitido por la Junta de Vecinos de Yapacaní, le fijan un plazo de 90 días para que el papá de los jóvenes venda el inmueble y se traslade a otro lugar.

Fuente: Página Siete / La Paz 

En un voto resolutivo de la Federación de Junta de Vecinos del municipio de Yapacaní, Santa Cruz, le dieron 48 horas a la familia de los cuatro hermanos acusados de violación de dos niños, para que dejen el barrio Tarija, donde habitan otros dos familiares.



“La base determinó que de inmediato (la familia) pueda tener una salida, conforme también ellos puedan determinar. La base no está cerrada, pero damos dos pautas, uno que de inmediato desalojen el lugar para que los vecinos puedan tener ese descanso tranquilo, para que no estén con esa zozobra, por eso les damos un plazo máximo de 48 horas”, señaló uno de los vecinos del barrio, en un video publicado por Unitel.

Agregó que si bien se pide que la familia desaloje de inmediato, en un plazo de 48 horas, el voto resolutivo establece 90 días para que el papá de los jóvenes que ahora están en la cárcel pueda vender su inmueble y se vaya a vivir a otra zona.

“Es lo que determinaron los vecinos y lo que estamos comunicando”, concluyó con la lectura del documento.

Afirmaron que si hacen caso omiso a las determinaciones de los vecinos, se los retirará por la fuerza, ya que los consideran “peligrosos” para la zona.

Apuntó que estas determinaciones asumidas son para que a futuro no se vuelva a registrar más casos de violación y para que los vecinos estén advertidos sobre estos delitos que se cometían desde 2020.

Un policía que sigue el caso dijo que la casa que era ocupada por los cinco jóvenes ahora es habitada por su papá, que se dedica a la construcción, además de su hija de 10 años, quien también era compañera de curso de la escuela donde iba el niño que fue ultrajado en ese domicilio.

Agregó que la mamá de los jóvenes se fue a Chile y nunca más volvió. Su hijo menor fue aprehendido por traslado de droga y en la actualidad se desconoce su paradero y su situación legal.

Fuente: El Deber
Jessica Vega Muñoz

 

 

 

Conminados a abandonar el barrio Tarija en 48 horas, esa es la determinación que los vecinos y la dirigencia vecinal del Barrio Tarija, en el Distrito 1 de Yapacaní, dictó para los familiares de los hombres que violaron a un niño y le contagiaron una enfermedad venérea.

La reunión vecinal se realizó la noche del miércoles. Los vecinos están preocupados por la familia de la víctima pues han sido amenazados por los allegados de los acusados; por tal motivo decidieron que estos no vuelvan nunca más al barrio y que vendan la casa donde viven en un plazo de 90 días.

El presidente del barrio Tarija, Basilio Villcazana, indicó que la decisión fue tomada en conjunto con todos los vecinos, quienes aferrados al estatuto vecinal donde piden un buen comportamiento, es que se determinó expulsar a la familia de Miguel Ángel Salazar Téllez, quien actualmente se encuentra recluido en la cárcel de Chonchocoro (La Paz).

«No podemos vivir en zozobra, mañana puede pasar otro caso a otra persona o en otro barrio, es por eso que la primera medida es el inmediato desalojo de los ocupantes de la vivienda, así la familia del niño violado estará más tranquila», explicó el dirigente vecinal.

Detalló que los reglamentos vecinales señalan que, cuando hay este tipo de faltas (violación, asesinatos, y otros delitos), se tiene que sancionar a los vecinos implicados, es por ello que se exige que la familia de los acusados de violación abandone el barrio.

Villcazana pidió a las autoridades nacionales modificar las leyes para que el castigo de los autores de delitos como violación, feminicidios, asesinatos, homicidios, entre otros, sean más duros.

Por su parte, una de las hermanas del niño víctima de abuso sexual indicó que la marcha que se tenía prevista para exigir la expulsión a la familia de los violadores se suspendió, esto luego que los dirigentes vecinales resolvieran dar un plazo de 48 horas para que desalojen la vivienda, y en 90 días, el inmueble sea vendido a personas alejadas de ese entorno familiar.

«Esa familia es peligrosa, saliendo de la audiencia la hermana de Miguel Ángel amenazó a mi hermano con vengarse y con hacernos daño. Ahora no podemos ni entrar tranquilos a nuestra casa porque ellos nos miran todo el tiempo», denunció la hermana.

Todos los vecinos coinciden que esta familia es ‘peligrosa’, a quienes lo han visto portando armas de fuego, desplazarse en varios vehículos. Además, como antecedente, contra los hermanos Salazar Téllez existe otra denuncia de violación. La víctima era un niño de 10 años, cuya familia lo tuvo que sacar del país.