Víctimas de Senkata esperan resolución del TCP para reanudar proceso a Áñez y militares

Los jefes militares y policiales que son investigados en este caso, ya están procesados en sus tribunales internos
Marco Antonio Chuquimia

Las investigaciones del caso Senkata que se procesa en la ciudad de El Alto están paralizadas hasta que el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) clarifique el mandato de la expresidenta Jeanine Áñez, hasta entonces todo el proceso no avanzó y las diligencias están congeladas, recordó el representante de las familias damnificadas, David Inca.

“Continúa en la etapa de investigación, es decir que se ha paralizado este proceso. El año pasado en el mes de septiembre u octubre el Gobierno ha presentado una acción de inconstitucionalidad abstracta, que quiere decir que ha preguntado al TCP si la señora Áñez subió constitucionalmente como presidenta o fue ilegal, estamos esperando ese fallo para reabrir las investigaciones”, dijo el activista.

 

El caso Senkata se lleva en la ciudad de El Alto donde son investigados 24 militares y policías por los cargos de homicidio y lesiones graves y leves; ahora Inca recordó que el delito de genocidio fue expulsado de la normativa penal boliviana y por tanto se debe buscar otra figura jurídica.

 

Dijo que si el TCP falla contra la exmandataria, indicando que su mandato no fue legal, entonces su nombre será incorporado a esta investigación y será investigada en un juicio ordinario; en cambio, si falla contra la consulta del Gobierno, y declara como constitucional la presidencia de Áñez, entonces deberá ser procesada en un juicio de responsabilidades.

Asimismo, explicó que los militares que hasta el momento fueron encarcelados de manera preventiva enfrentan procesos internos en sus respectivas jurisdicciones, es decir que ya están siendo procesados en los tribunales militares o policiales, dependiendo del caso. Lo mismo que la exmandataria, si se encuentra responsabilidades serán remitidos a la justicia ordinaria, si no, serán juzgados por sus tribunales.

 

Recordó también que el caso Senkata se abrió por los hechos del 19 de noviembre, luego de la firma del decreto 4078 que dispuso la salida de los militares y les otorgaba inmunidad para no ser juzgados por los operativos que desplegaron en el país.