Áñez denuncia que le prohibieron visitas; Régimen Penitenciario acusa al Covid-19

Las autoridades carcelarias dicen que solo uno de los hijos puede ingresar; aunque las visitas en los penales son incluso de familias enteras

Jeanine Áñez horas después de ser detenida.

Fuente: eldeber.com.bo



La prohibición de recibir visitas en su encierro de la cárcel de Miraflores es lo que denunció la expresidenta, Jeanine Áñez, a través de su cuenta @JeanineAnez; la dirección de Régimen Penitenciario emitió un comunicado en el que acusan a la quinta ola del Covid-19 la restricción de visitas.

“#JeanineAñez como #PresaPolítica tiene derecho a recibir visitas dos veces por semana, domingos y feriados, sin más restricciones que las relativas al horario, orden y seguridad; sin embargo, una orden abusiva del Gobierno de @LuchoXBolivia prohíbe visitar a la expresidenta”, señala el tuit publicado la tarde de este miércoles.

En distintos momentos de su reclusión, que ya lleva 16 meses, la exmandataria reclamó por las restricciones que tiene de acceso a salud, principalmente, y las «duras restricciones» para recibir visitas de personalidades que llegaron hasta las puertas del penal y no pudieron atravesarlas.

“¿Por qué no me dejan visitar a Jeanine Áñez?”, había reclamado la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos (Apdhb), Amparo Carvajal, a principios de mayo, cuando fue la última vez que le negaron el ingreso. No fue la única vez, la activista intentó visitar a la exmandataria en al menos seis oportunidades, sin éxito.

Carlos Mesa, parlamentarios extranjeros, asambleístas opositores, activistas de DDHH, están entre las personas que no lograron ingresar y las excusas para evitar su visita tienen como común denominador la pandemia del Covid-19.

“Desde el pasado 2 de junio debido al inicio de la 5ta ola de la pandemia Covid-19 por recomendaciones médicas, se tomaron medidas preventivas para resguardar la salud de las visitas y de la población privada de liberad, permitiendo visitas de familiares en 1er grado, hijos, padres o esposos”, señala el primer punto del comunicado de la Dirección de Régimen Penitenciario y que hizo público tras el reclamo de Áñez.

En ese documento, las autoridades afirman que los hijos de la expresidenta ingresan a verla, aunque admite que es solo uno a la vez.

“De momento la privada de libertad aún se encuentra en un área de salud, por lo que las visitas en ese espacio son limitadas debido a las atenciones médicas que se brinda al resto de la población penitenciaria”, señala el tercer punto del comunicado gubernamental como justificativo a las restricciones que impone a la exmandataria.