Decomisan 3,5 toneladas de harina vencida y de contrabando en Cochabamba

El hallazgo se da en un contexto en el que algunas regiones del país anuncian un incremento en el precio del pan de batalla ante el incremento del quintal de harina en territorio nacional
Humberto Aillon

Fuente: eldeber.com.bo

La Dirección de Intendencia Municipal de Cochabamba realizó operativos a panaderías en la zona sur de dicha ciudad, donde se encontró gran cantidad de harina vencida y de contrabando, además de la falta de higiene y falta de peso en el pan analizado. 

Los funcionarios lograron decomisar un total de 3,5 toneladas de harina en mal estado y procedente del contrabando, la cual no se descarta que iba a ser utilizada para la elaboración de pan

El intendente municipal, Enrique Navia, explicó que se clausuró dos panaderías y  que fueron intervenidas otras seis, por lo que se alistan sanciones. Además, se realiza las recomendaciones para mantener el precio y el peso justo del pan.

«El pan de batalla es un artículo de primera necesidad y no hay motivo para que suba, mientras Emapa haga la distribución de la harina«, precisó la autoridad, a tiempo de señalar que se convocará a los panificadores para abordar el asunto y así garantizar este insumo de la canasta familiar.

Entretanto, en otras regiones del país, como en Santa Cruz, ante el incremento del precio de la harina de trigo, de la manteca, huevo, azúcar y otros insumos para elaborar el pan, los panificadores anunciaron que el nuevo precio del alimento subirá de Bs 0,50 a Bs 0,80 por unidad, desde el lunes 4 de julio.

“El precio del pan ya sería 12 panes por 10 bolivianos, esta subida responde al incremento del precio de la harina y todos los insumos que también se han encarecido. Ya se les comunicó a algunos clientes, que lógicamente no están de acuerdo, ya que es un aumento elevado, pero también tenemos trabajadores”, indicó la dirigente de los panificadores Victoria Escobar.

Actualmente, el precio del quintal de harina se vende en el mercado a Bs 280, a diferencia de tiempos anteriores, cuando costaba entre Bs 160 y Bs 180.