El viceministro de Defensa de los Derechos del Usuario y Consumidor, Jorge Silva, criticó y consideró un acto de discriminación que, como se confirmó en las últimas horas, el subsidio de lactancia se entregue en efectivo a las madres esposas de los miembros de las Fuerzas Armadas, a diferencia del resto de la población, que lo recibe en productos.

«No podemos discriminar ‘aquí en efectivo y aquí en especie’; por la Constitución, todos somos iguales ante la ley (…). No estamos de acuerdo con ese tipo de privilegios a ningún sector y mucho menos con actos de discriminación; las esposas de los militares deberían recibir el mismo subsidio en especie», indicó la autoridad en conversación con La Razón Radio este martes.

Silva afirmó que solicitó el respaldo legal de esta determinación, dado que el sector mencionado recibe el monto equivalente del subsidio en efectivo, mientras que el resto de la población accede directamente a productos alimenticios.

«Sí, efectivamente, reciben en dinero (las esposas de militares). Ellos tienen una normativa distinta, yo no podría explicar la situación que se da”, sostuvo la gerente de Subsidios y Articulación Productiva, Melisa Avalos, escuetamente en el programa Claro Oscuro de la red RTP.

En los últimos días el Servicio de Desarrollo de Empresas Públicas Productivas (Sedem), responsable del subsidio, es duramente cuestionado sobre los manejos del beneficio, que incluso fue acusado de productos con sobreprecio.