Duque no permitirá que Nicolás Maduro ingrese a Colombia para la posesión de Gustavo Petro

El actual jefe de Estado reiteró sus marcadas diferencias con su homólogo venezolano y lo exhortó a que entregue a los criminales que se refugian en su país

Fuente: Infobae

Poco y nada le gustó al presidente Iván Duque el rumor de que a la posesión de su sucesor, Gustavo Petro, pueda asistir Nicolás Maduro. En una reciente entrevista, el actual primer mandatario anunció que mientras él esté en el poder no permitirá que el jefe del régimen venezolano ingrese a Colombia.

“Iván Duque, presidente de Colombia, no reconoce a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela”, señaló Duque en diálogo con la revista Semana. Además, le dejó un mensaje al electo mandatario Petro y le explicó cómo tendría que hacer para lograr que Maduro entre al país. Es más recordó que la Cancillería y la Casa Militar son las que organizan los eventos de posesión de los presidentes que asumen el poder.



“(…) Mientras yo sea el presidente de la república, Nicolás Maduro no entrará a territorio colombiano. Si el próximo presidente lo quiere tener aquí en Colombia, lo podrá hacer una vez haya jurado como presidente. Si él quiere hacerle ese reconocimiento y si le quiere hacer esa invitación mientras yo sea el presidente de Colombia, Nicolás Maduro no es reconocido como jefe de Estado de Venezuela”, sentenció Duque en su entrevista.

Foto de archivo. El presidente electo de Colombia, Gustavo Petro, habla después de recibir la credencial como mandatario por parte del Consejo Nacional Electoral de Colombia, en Bogotá, Colombia, 23 de junio, 2022. REUTERS/Luisa González

En otros apartes, el mandatario colombiano reconoció que vive “preocupado por Venezuela” y recordó a los más de dos millones de ciudadanos del país vecino que residen en Colombia y al estatuto migratorio que el actual Gobierno adelantó para ayudarlos.

Duque no perdió oportunidad para arremeter contra el gobernante de ese país y, de nuevo, lo tildó con calificativos tanto a él como a varios de sus coequiperos: “Nicolás Maduro es un criminal de lesa humanidad. Está siendo investigado por la Corte Penal Internacional, tienen órdenes de captura por narcotráfico en Estados Unidos, él, Tarek William Saab, Diosdado Cabello, y otro grupo de su círculo más cercano”, enfatizó Duque en su entrevista.

Por otro lado, aseguró que comprende a los sectores del país que tienen temor de que el gobierno de Gustavo Petro restablezca las relaciones diplomáticas con Venezuela. No obstante, dijo que entiende que futuros acercamientos “mejoren las relaciones comerciales, económicas, etcétera”, agregó.

En esa respuesta, Duque no solo le envió una recomendación a Maduro, sino que aprovechó para aconsejar indirectamente a su sucesor en el Gobierno y dijo las condiciones que el gobernante de los venezolanos debería tener en cuenta para que los diálogos con Colombia sean fructíferos.

“La primera cosa que hay que exigirle a Maduro es que entregue a los terroristas colombianos que están protegidos en ese territorio, a los cuales él les ha dado santuario, dinero y los ha incluido en todas las líneas de negocio del ‘cartel de los soles’”, dijo Duque a Semana.

FOTO DE ARCHIVO-El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, habla junto al viceprimer ministro ruso, Yury Borisov (fuera de la foto), tras la firma de documentos durante un acuerdo bilateral en el Palacio de Miraflores durante su visita a Caracas, Venezuela. 16 de febrero de 2022. REUTERS/Leonardo Fernández Viloria

Así mismo, el mandatario que abandonará el poder el próximo 7 de agosto le pidió a Petro que le solicite a Maduro que revise el tema de cultivos ilícitos en las zonas fronterizas entre las dos naciones. “Tener con él una relación de diplomacia, meliflua y de salón, como la hemos tenido en otras épocas, no es una buena receta”, añadió el jefe de Estado, no sin antes cuestionar el sistema democrático del país vecino y las formas en las que han elegido a sus nuevos gobernantes.

En otros temas de la entrevista con la citada revista, el presidente Duque reconoció sentirse preocupado por la petrolera colombiana Ecopetrol, que ha presentado caída en sus acciones desde hace unas semanas. “Me preocupa porque Ecopetrol no es de los gobernantes, es del pueblo colombiano”, dijo el mandatario, a su vez que describió las supuestas gestiones que su gobierno adelantó para ayudar a esa empresa durante los últimos cuatro años.