Evo llama a Mesa «político fracasado»; CC retruca y lo acusa de «dictador fugado»

La reacción del líder del MAS se produce después que Carlos Mesa y su bancada legislativa anunció una denuncia penal en su contra por haber dejado «vacante» su cargo el 2019.

c-evo-morales-carlos-mesa-410265-96C5

Fuente: ANF



El expresidente Evo Morales llamó al líder opositor Carlos Mesa “periodista gonista” y “político fracasado”; el jefe de bancada de CC, Carlos Alarcón, respondió a las descalificaciones tildándolo de “dictador fugado” que abandonó el barco (Bolivia) cuando se estaba hundiendo aludiendo la crisis de 2019.

La reacción de Morales se produce después que Comunidad Ciudadana (CC) y Mesa anunciaron que denunciarán penalmente al exmandatario por los delitos de incumplimiento de deberes y abandono de funciones al haber dejado “vacante” su cargo durante la crisis de 2019.

“Carlos Mesa, periodista gonista que se convirtió en historiador golpista amenaza con juicios”, manifestó Morales, al sostener que el exmandatario debe responder en el juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada por la masacre de octubre de 2003 y que también debiera declarar por el “golpe de Estado”.

Añadió que Mesa es un “político fracasado, eterno perdedor de las elecciones”, y que no tiene moral porque “cobró” para ser candidato, quemó las pruebas de los gastos reservados y haber causado daño al Estado con el caso Quiborax.

El jefe de bancada de CC en Diputados, Carlos Alarcón, respondió a estas sindicaciones, “El entonces dictador fugado, Evo Morales, saca “tuits” virulentos de descalificativos sin sentido en contra de Carlos Mesa y mi persona, porque pusimos en evidencia el abandono de funciones e incumplimiento de deberes”, sostuvo.

Aseguró que Morales incurrió en este presunto delito “al salir huyendo del país sin esperar como debe hacerlo todo Presidente que renuncia a que la Asamblea Legislativa Plurinacional acepte o rechace su renuncia”.

Precisó que al dejar la nave del Estado a la deriva, las fuerzas del orden, tanto la Policía y las Fuerzas Armadas quedaron “sin mando natural” y con las “consecuencias de violencia fatricida, caos y anarquía”.

Morales renunció a la presidencia, al igual que el entonces vicepresidente Álvaro García Linera el 10 de noviembre de 2019, al día siguiente, el 11, ambos dejaron el país para asilarse en México.

Dejaron sus cartas de renuncia, pero la Asamblea Legislativa Plurinacional recién las aprobó en enero de 2020, mucho tiempo después que ellos habían abandonado el país en medio de una profunda crisis política.

“Cuando se está hundiendo el barco el Capitán es el último en saltar al agua, primero trata de salvar a los pasajeros y tripulantes, este falso capitán actuó al revés, primero se salvó él, saltó rápido al agua, dejó en el abandono, colgados de la brocha, a los pasajeros y tripulantes, para que se hundan con el barco (Bolivia)”, escribió el diputado.

El diputado continuó con la analogía, dijo que el barco (Bolivia) fue afectado en su línea de flotación por sus propios ilícitos, desacato de los resultados del referéndum del 21 de febrero de 2016 y fraude electoral en las elecciones de 2019.

El Gobierno y el Movimiento al Socialismo pese a los resultados del referéndum del 21F que dijo No a la repostulación de Morales y García Linera, ambos volvieron a presentarse amparados en una sentencia del TCP que avaló la reelección, aunque el año pasado la CorteIDH dictaminó que la reelección indefinida no es un derecho humano.

La reacción del diputado también se produjo después que hace dos días, Morales se refirió a Alarcón como el “abogado gonista defensor de la mal llamada capitalización”.