La ‘mafia del sexo’: así opera la banda criminal venezolana en Chile y Perú

El pasado jueves una trabajadora sexual fue asesinada en una calle del centro de Lima porque se opuso a pagar una cuota para poder trabajar en la vía pública. El Tren de Aragua está detrás de este crimen y esta mafia venezolana se apoderó del negocio ilegal de explotación sexual en las ciudades de Perú y Chile. En Bolivia reclutan a las migrantes venezolanas y las llevan a Chile para ser explotadas.  



Según investigaciones de la Policía del Perú, en las calles del centro de Lima opera los brazos del Tren de Aragua explotando a mujeres. Las obligan a prostituirse, pero también les exigen un pago semanal para poder “trabajar” en esas vías. Son al menos 100 dólares semanales que tienen que pagar las mujeres a la mafia venezolana.

La mafia de venezolanos, la mayoría integrantes del Tren de Aragua, buscan tener el control de la parte central de Lima debido a que es una de las zonas en las que hay poca presencia policial y es muy asidua por personas que buscan un encuentro sexual.

Recientemente, un ciudadano peruano, que tenía su propia red de prostitución en Lima, fue asesinado por un grupo de migrantes venezolanos en un restaurante. Fue baleado sin piedad. Se conoció que el asesinato se debe a la competencia que existe con otras bandas dedicadas a la explotación sexual, entre ellas peruanas y colombianas.

En el centro de Lima

En un reporte policial se identifica al Tren de Aragua como la principal banda que controla la prostitución en Lima, pero también en otras ciudades del Perú. Las mujeres llegan desde Venezuela y Colombia y son obligadas a prostituirse. Además, en el informe se muestra que estas víctimas son llevadas a Chile por la frontera entre Tacna y Arica. 

Sin embargo, en la Policía de Investigaciones (PDI) de Chile manejan el dato de que los “trocheros”, los venezolanos que transportan a las víctimas, decidieron hacer el viaje más largo: de Tacna las llevan hasta Desaguadero, frontera con Bolivia. Ingresan al país y luego son llevadas a la frontera con Chile. La ciudad de Oruro se transformó en una especie de lugar de concentración de las víctimas, algunas de trata y otros obligados a llevar droga.

Según la Fiscalía de Arica, en este año existen cuatro investigaciones que indican que los miembros del Tren de Aragua están involucrados en el transporte ilegal de migrantes desde Bolivia hacia Santiago de Chile y otras ciudades. La mayoría de las víctimas son mujeres. Ese dato también fue corroborado por la PDI.

Una testigo -en su relato a la Policía chilena y con registro en La Tercera- confirmó que la principal actividad del Tren de Aragua es el tráfico de mujeres migrantes venezolanas y que llegando al norte de Chile las privan de su libertad para comercializarlas sexualmente. Incluso relató que una víctima logró escapar en la frontera.

“Logró arrancar, pero llegó herida a bala a Colchane, a la subcomisaría. Venía junto a una columna de 21 personas que habían llegado con lo puesto, y dicen que habían sido asaltadas por un grupo de venezolanos que los habían atacado por no querer pagar por el cruce de la frontera”, relató.

Fuente: eldeber.com.bo