LinkedIn representa la mitad de todas las estafas de phishing a nivel mundial

Las estafas de phishing solían llegar en el pasado casi exclusivamente por email. Textos que intentaban engañarnos para que pulsáramos en algún enlace malicioso con el objetivo de que rellenáramos datos de algún formulario dando información confidencial, lo que ayudaría a los criminales a robar nuestras propiedades.

Con el tiempo, el email ha ido perdiendo protagonismo, y las redes sociales se han encargado de asumir el trono, con mensajes más personalizados, para que sea más fácil engañar a la víctima.



Podemos recibir un mensaje en Facebook que menciona a gente conocida, por ejemplo, dando realismo al contenido, o un contacto de Linkedin que intenta engañarnos de alguna manera.

De hecho, en el primer trimestre de este año Linkedin ya era el causante del 52% de las estafas de phishing en el mundo, lo que deja claro que es uno de los canales preferidos por los cibercriminales.

El porqué los estafadores eligen Linkedin, parece claro, ya que es allí donde los usuarios ingresan libremente información personales. Por otro lado, muchos enlaces que recibimos desde otros sitios apuntan a sitios parecidos a Linkedin, para darle seriedad al tema.

El resto de los diez primeros son todas empresas conocidas a escala mundial. En segunda posición está DHL con un 14%, y Google con un 7%, todos muy lejos del 52% de Linkedin.

Aún así, los correos de Linkedin continúan teniendo faltas de ortografía, mala gramática y otros errores, como errores tipográficos, ya que quien los escribe generalmente no habla nuestro idioma, o no ha tenido tiempo para aprenderlo correctamente.

Hay que tener mucho cuidado con los correos electrónicos que se presentan como urgentes, a menudo estos dirán que ha habido un problema y que cambiemos la contraseña. Cuando se recibe un email con la palabra URGENTE; hay que respirar dos veces y verificar el tema, incluyendo con llamadas telefónicas o con análisis de los enlaces incluidos.

Cualquier correo electrónico que pueda estar solicitando información personal o nos lleve a un sitio web que lo haga, ya es sospechoso de fraude. Recordad que los estafadores son buenos para crear sitios web similares a Linkedin, gmail, facebook y demás.

Por último, cuidado con los archivos adjuntos de correo electrónico, especialmente uno inesperado, analizad bien antes de abrirlo, principalmente si prometen ser facturas o avisos de envío.

Fuente: Link