El excesivo uso de plástico y su mal desecho genera un daño progresivo en las aguas y vida del lago Titicaca; los comunarios de regiones aledañas denunciaron un daño preocupante que causa incluso muerte de los animales. Piden ayuda urgente.

“Los plásticos, con la velocidad del agua llegan a las comunidades y con un rebalse todo queda sembrado en el terreno y el ganado por comer eso muere, en el lago eso se pone como una tela ahí adentro y no deja generar la totora; la oxigenación se afecta, los peces mueren y queda totalmente afectado”, indicó ayer en entrevista con La Razón el representante del Comité de Defensa, Desarrollo, Medio Ambiente de Ríos y Lago Menor Titicaca, Roberto Aruquipa.

Los pobladores de las centrales agrarias Quiripujo, Chojñacollo y Cohana, de la provincia Los Andes, identificaron a municipios urbanos como los responsables de la contaminación que desemboca en el Lago Menor Titicaca.

“Tiene que sumarse el municipio de El Alto, que es responsable junto con Viacha y Laja; si ellos se empeñan en la limpieza, el río se convertirá en cristalino y llegará al lago Titicaca”, sostuvo.

KATARI

A diario, las aguas del río Katari trasladan una gran cantidad de residuos entre bolsas de plástico, botellas pet y en este último tiempo gran cantidad de cubrebocas hacia el lago Titicaca. Aruquipa lamenta la falta de cuidados.

“Estamos demandando que pongan trampas El Alto, Viacha y Laja, hay que poner eso en el río y lo que atrape las trampas se puede industrializar, pero falta voluntad, ojalá nos escuchen”, dijo.

Comunarios demandan la aprobación por parte de la Asamblea Legislativa Plurinacional (ALP) del proyecto de Ley de Reducción y Reemplazo de Bolsas Plásticas, conclusión e inicio de operaciones de plantas de tratamiento de aguas residuales de Puchokollo, Tacachira y Viacha.

Ellos se organizan para limpiar las aguas. “Estamos invitando a la población a la jornada de limpieza que haremos el 21 de julio, en la parte de la cuenca, que está más seca, y gradualmente entraremos al lago (…) hasta octubre vamos a ingresar al lugar”, afirmó.

Proyecto de ley del uso de plástico, en el olvido

El proyecto de Ley de Reducción y Reemplazo de Bolsas Plásticas, presentado ante la Cámara de Senadores en febrero de 2019, es una de las esperanzas de los comunarios que viven cerca del lago Titicaca para reducir la contaminación, empero, esta norma se encuentra paralizada.

“Este proyecto de ley contempla que se pueda reducir (el plástico) en un plazo de 10 años, se pueda sustituir por material biodegradable y otorga competencias a los municipios para que se pueda controlar de manera que se vaya reduciendo este uso, se puede utilizar bolsas de tela, material de cartón, como se está haciendo en otros países, pero ¡por Dios! avancemos”, reafirmó a La Razón uno de los impulsores de este proyecto, Carlos Lara.

Destacó que ahora los comunarios se hayan sumado al pedido de que la norma sea tratada por el Legislativo. “Confirma lo que decíamos que son las comunidades las más vulnerables al tema de las bolsas plásticas; tal vez en las ciudades no lo notemos mucho porque la basura se acumula en vertederos lejos de la ciudad, pero en el caso de las comunidades como el río Katari se están acumulando las bolsas de plástico en todo el río y esto está yendo al lago Titicaca y se está formando una gran cantidad de basura en el fondo”, dijo.

Según la Unión de Periodistas Ambientales de Bolivia, al año 4.000 millones de toneladas de plástico se usa en el país.