Ponce admite crisis en la Policía: las diez frases que marcan el inicio de su gestión

En los últimos meses, casos de contrabando y narcotráfico en los que están involucrados efectivos policiales empañaron la imagen de la institución.

Orlando Ponce Málaga, nuevo comandante interino de la Policía Boliviana. Foto: APG.

Fuente: Página Siete

El general Orlando Ponce Málaga, quien esta noche asumió como comandante interino de la Policía Boliviana en reemplazo de Jhonny Aguilera, admitió la crisis en la cual se encuentra la institución del Verde Olivo, en medio de un fuerte cuestionamiento de la sociedad.



En los últimos meses, la Policía se vio envuelta en hechos de corrupción en torno a casos de contrabando y narcotráfico, principalmente, que empañaron la imagen de la institución.

Ponce afirmó que asume el mando con el reto de dignificar a la Policía boliviana y expulsar a los “malos” efectivos.

A continuación, las diez frases que marcan el inicio de su gestión:

1. “Conocido el difícil momento por el que atravesamos, mi persona se compromete a trabajar desde este preciso momento para el eficaz cumplimiento de la ley, brindando todo mi profesionalismo y mayor esfuerzo al servicio de los intereses de la patria boliviana”.

2. “Entre las primeras determinaciones asumidas por este comando y por encargo del señor ministro de Gobierno, Carlos Eduardo del Castillo del Carpio, procedemos con la transformación tan necesaria del régimen disciplinario”.

3. “Nuestro principal reto es de manera innegable la lucha contra la corrupción y la dignificación institucional, identificando los malos policías quiénes deberán ser expulsados de nuestras filas”.

4. “La cantidad de características positivas que tiene la Policía boliviana supera en absoluto la cantidad de imperfecciones, las cuales en los últimos días han sido cuestionadas por la ciudadanía, por el mal accionar de una pequeña minoría carente de identidad y de pertenencia a nuestra organización”.

5. “(A Jhonny Aguilera) le manifiesto mi respeto y admiración por sus logros y grandes transformaciones las cuales obviamente incomodaron a muchos”.

6. “A mis camaradas les recuerdo que ser policía boliviano es una responsabilidad vitalicia, tenemos que entender que el vivir una vida digna es la principal esencia de la condición humana”.

7. “Debemos levantarnos de nuestros errores y demostrar en cada una de nuestras acciones liderazgo, responsabilidad, capacidad de resolver problemas. Hay que mirar hacia el futuro con esperanza”.

8. “Ahora es el momento para que todos juntos construyamos los pilares de una institución renovada, en respuesta a una demanda social cada vez más exigente. Nos corresponde ser efectivos ante las nuevas y repulsivas formas de la delincuencia”.

9. “Ser policía es ante todo ser buen ciudadano un ciudadano, cualificado, con sentido de identidad y pertenencia para con su pueblo. Esta es la única clave ética que marcará el destino y el compromiso con la historia de nuestro país, para que siempre la sociedad nos mire con orgullo”.

10. “Reconocemos nuestras debilidades y los afrontamos con hidalguía. Nuestro único fin siempre será la defensa de nuestra sociedad”.