Relator Especial de la ONU advierte retraso de Bolivia en su Plan Nacional de Acción para eliminar el mercurio

El Relator Especial para Sustancias Tóxicas y Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Marcos Orellana, advirtió por segunda vez que el Estado boliviano no realizó su Plan Nacional de Acción para eliminar el mercurio con lo cual frustra los esfuerzos internacionales de la región y la Cuenca Amazónica.

Relator Especial de la ONU advierte retraso de Bolivia en su Plan Nacional de Acción para eliminar el mercurio

Fuente: Brújula Digital

 



“La emisión y tráfico ilegal del mercurio frustran los acuerdos del Convenio de Minamata, frustran los esfuerzos de los países de la Cuenca Amazónica, de los países como Ecuador, Colombia que han prohibido su uso, Perú que lo está regulando (…). La contaminación afecta las generaciones actuales y futuras y están generando graves impactos ambientales y de Derechos Humanos”, llamó la atención al Estado boliviano.

El Relator Especial se dirigió a través de una pantalla gigante ante un auditorio lleno convocado por el Grupo Interinstitucional de Trabajo en Oro Responsable (GIT-OR) para participar del taller: “Mercurio en la minería aurífera: situación actual y alternativas”.

En marzo de ese año, las Naciones Unidas amonestaron a Bolivia y le recordaron que debía eliminar el mercurio, pero que contrariamente, a partir de 2015, se incrementó la importación de esta sustancia toxica y el país se convirtió en un centro del tráfico ilegal del mercurio en la región.

Explicó que el Convenio de Minamata entró en vigor desde el 2017. “El acuerdo tiene una enmienda específica para la pequeña minería que tiene la obligación de adoptar medidas para reducir el uso del mercurio, una pieza central es la elaboración de planes de acción”, recalcó.

“Muchas son las personas que dependen de la pequeña minería en el mundo. Se estima que unas 15 millones de personas viven de la pequeña minería, de las cuales un millón son niños y niñas, y 4,5 millones son mujeres”, mencionó el experto.

Orellana dijo que la pequeña minería artesanal es la mayor fuente de contaminación por mercurio, pues es responsable del 38% de emisiones a nivel mundial, que se estima llegan al año a 2.000 toneladas de mercurio. Sus impactos no solo se dan en el aire, también en los suelos y ríos, con graves impactos en el medioambiente y la salud de las personas.

Alertó que el mercurio es un metal sumamente peligroso, pues su exposición genera discapacidades graves y puede ser letal, particularmente en personas es situación de vulnerabilidad como niños, niñas, mujeres en edad de gestación y pueblos indígenas.

Durante el encuentro al que se dieron cita las cooperativas auríferas, el Relator Especial advirtió que quienes están en primera línea de exposición a los impactos del mercurio son precisamente los mineros, así como los pueblos indígenas afectados por la contaminación de sus alimentos, sus fuentes de agua y sus suelos.

“Quemar el mercurio para separar la amalgama en operaciones que muchas veces sucede en los propios hogares de la gente o también en los centros urbanos, pueblos y ciudades; esta situación de emisiones genera contaminación por mercurio que a la vez resulta en graves injusticias ambientales y por eso el énfasis y la atención en el mandato de tóxicos y derechos humanos en esta materia”, señaló vía virtual.

Estas injusticias ambientales –dijo- afectan con mayor intensidad a personas y pueblos en situación de vulnerabilidad.

Alertó que es importante eliminar el mercurio, pero también el cianuro, en lugares donde estén contaminados con mercurio, porque la combinación de ambas sustancias es tremendamente tóxica, lo que genera otro problema ambiental de magnitud.

Cooperativas deslindan responsabilidad a la Aduana

La Federación Nacional de Cooperativas Mineras de Bolivia (Fencomin) a través de su presidente, Octavio Ramos responsabilizó a la Aduana por las cantidades de mercurio que ingresan y salen del país, y destacó el rol económico de este sector en la generación de regalías mineras.

“El Estado es el que maneja el control aduanero y debe ser responsable de calcular el mercurio que ingresa a Bolivia y la salida a otros países. Se usa el mercurio no en mayor cantidad (…). Tenemos las fichas ambientales, nos caracterizamos de poder cuidar el medioambiente”, afirmó durante su intervención.

Sin embargo datos oficiales del Viceministerio de Cooperativas da cuenta que al año 2019, solo el 15% de las cooperativas cuenta con licencia ambiental para realizar operaciones mineras.

“Muchas de las características están cambiando, las cooperativas se están diversificando no solo con el uso del mercurio, también a través del cianuro que reemplaza el mercurio y a través de ese método recuperar el oro polvo. Pocas cooperativas a veces no están entendiendo lo que es vivir de manera amigable con el medio ambiente”, dijo.

Sin embargo, el Relator Especial para Sustancias Tóxicas de la ONU afirmó que resulta altamente preocupante el tráfico ilícito del mercurio desde Bolivia a otros países de la región porque países vecinos como Perú, Colombia y otros de la cuenca amazónica se encuentran aplicando esfuerzos para hacerle frente a este problema, y estos esfuerzos se ven frustrados por el tráfico ilegal del mercurio desde Bolivia.

“Estas trayectorias de aumento en el uso, comercialización y tráfico del mercurio frustran también el objetivo del convenio de Minamata sobre el mercurio cual es de proteger la salud humana y el medioambiente”, manifestó.

De acuerdo a estudios del Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib), el país se convirtió en el mayor importador de mercurio del mundo, con un volumen promedio año de 200 toneladas.

Por su parte, la senadora Cecilia Requena advirtió de graves consecuencias para el país, si no se cumple con el Convenio de Minamata, al que se adscribió el Estado el 2015.

Por su cuenta de Twitter, Requena escribió: ¿Cuánto RETRASO adicional (van 3 años) habrá Plan de Acción Nacional para la reducción y progresiva eliminación del #mercurio en #Bolivia?. Es obligación del Estado aceptada al ratificar el #ConvenioDeMinamata en 2015. Demora implica graves consecuencias para vigencia de DDHH”.

Carta de alegaciones

Los relatores de Naciones Unidas, Marcos Orellana y José Francisco Cali Tzay (Derechos de los Pueblos Indígenas), enviaron en diciembre del año pasado una “Carta de Alegaciones” al Estado boliviano sobre la situación de vulneración de derechos humanos por el uso irregular de mercurio en país.

Los relatores señalaron su “profunda preocupación por el incremento desmedido en la importación y uso de mercurio en Bolivia, con sus consecuencias graves en el medioambiente, la salud de las personas, el efecto desproporcionado de la contaminación sobre el territorio indígena, y la vida y la salud de los pueblos indígenas”.

Calificaron también como “preocupante la aprobación de normas para fomentar la actividad de explotación aurífera a pequeña escala en el país, con los graves impactos que dicha actividad conlleva por la contaminación con mercurio”.

Mencionaron como “alarmante que Bolivia hasta el día de hoy no cuente con una regulación específica y efectiva para controlar adecuadamente la importación, comercialización y uso del mercurio” y expresaron su preocupación por el tráfico ilícito de mercurio desde Bolivia a otros países de la región.