Santa Cruz: Concejo rechazó la modificación de la cuantía de los contratos que puede fiscalizar, por falta de un voto

Para modificar la Ley de Contratos y Convenios, que es una «ley básica de la Municipalidad» hace falta los votos de 2/3 de los miembros del órgano legislativo. Comunidad Autonómica ve que los oficialistas defienden al alcalde y no la transparencia

Tanya Imaña Serrano

Sesión del Concejo Municipal/captura de video



Fuente: El Deber

La propuesta de modificación de la cuantía de los contratos que deben ser fiscalizados antes de su firma en el Concejo Municipal, de Bs 30 millones a Bs 1 millón fue rechazada, la tarde de este martes, durante la sesión 28/2022-2023.

Si bien fue aprobado su tratamiento, por dispensación de trámite, y se leyeron dos propuestas con similar contenido, después de la votación, con siete concejales a favor (Comunidad Autonómica, Demócratas y Movimiento Al Socialismo) y cuatro abstenciones (UCS), el proyecto de ley para modificar la Ley de Contratos y Convenios fue rechazado, puesto que no cumplía con los 2/3 que determina la Ley Autonómica Municipal 053/2015, de Reformulados y modificaciones presupuestarias municipales y de modificación a las normativas básicas de la Municipalidad.

Según esta Ley, en su artículo sexto, la Ley de Contratos y Convenios es una ley básica de la Municipalidad, junto al Reglamento del Concejo Municipal y la Ley de Fiscalización Municipal, las cuales “solo podrán ser modificadas o reformadas por el voto de dos tercios (2/3) del total de los miembros del Concejo Municipal”, es decir, ocho votos.

Los impulsores, los concejales Manuel Saavedra (Demócratas) y Juan Carlos Medrano (Comunidad Autonómica) no quedaron conformes.

“Me pareció estar escuchando a Angélica Sosa hablar. Esa es la herencia que nos dejan… ¡Qué vergüenza! Tendremos que trabajar en cambiar esas normas”, señaló Saavedra después de que una asesora del Concejo leyera la Ley Autonómica Municipal 053/2015.

Por su lado, el concejal José Quiroz (MAS) sugirió una reunión y diálogo para hacer los cambios pertinentes, puesto que “ninguna ley está escrita en piedra; todo es modificable”.

En tanto que José Alberti (Comunidad Autonómica) señaló la importancia de una gestión transparente y la necesidad de que los contratos lleguen al Concejo.

“Lamento que algunos concejales no hayan votado, más allá de los 2/3, más allá de la técnica legislativa, no hayan votado por la transparencia total. Estamos perdiendo la oportunidad de transparentar la gestión”, señaló.

 

De su lado, la concejal Gabriela Garzón (UCS) se refirió a sus pares de CA y les dijo: “Esto no es jugarreta”, a tiempo de recordarles que, en un inicio, votaron porque los contratos fueran fiscalizados en el Concejo, que en una segunda oportunidad votaron a favor del cambio de cuantía de Bs 1 millón a Bs 30 millones, y observó que ahora se retracten.

“¿A qué están jugando? Y ahora porque se arrepintieron, o no sé lo que están buscando (…), no sé si quieren llegar a algún tipo de negociación o de extorsión. Es lamentable lo que ustedes están haciendo”, expresó Garzón.

Y los lamentos siguieron, porque Medrano le respondió: “Lamentable es que estemos peleando casi un año para que el alcalde transparente los recursos de la ciudad y este Concejo pueda supervisar los contratos y no le roben al pueblo; y, en este momento, en vez de estar defendiendo las leyes -¡Somos el Concejo Municipal!– estemos defendiendo la postura del alcalde”.

Y además de recordar de que se trata de dos órganos distintos, el legislativo del ejecutivo, Medrano respondió a la alusión de Garzón: “Yo no sé si ustedes están acostumbrados a extorsionar; yo no sé por qué ustedes hablan de esto; lo cierto es que se pudo haber hecho un bien a la ciudad (…) Si ustedes quieren hablar de extorsiones, hablen con su gente; no hablen con nosotros”.