Valda denuncia que cuatro militares infiltrados actuaron en la detención de tres activistas paceños

El encarcelamiento preventivo de tres activistas paceños que participaron en la marcha de los médicos y otros sectores, el jueves 21 de julio, es un caso armado con infiltrados de las Fuerzas Armadas, denunció el abogado defensor Jorge Valda, según informó Cabildeo Digital de la periodista Amalia Pando sobre la base de una nota informativa de El Deber y una entrevista de la plataforma En Otro Formato del periodista Nicolás Sanabria.Valda denuncia que cuatro militares infiltrados actuaron en la detención de tres activistas paceños

Fuente: Brújula Digital 

(Tomado de Público.bo)

 



Valda denunció la existencia de un “contubernio” en el que están implicados tres subtenientes de infantería y un sargento del Ejército boliviano, que fueron arrestados con faltas identidades junto a los tres jóvenes, pero que fueron liberados posteriormente. “Son cuatro militares que fueron liberados sin que les pida huellas digitales, fotografías y números de carnet”, afirmó Valda.

Después de cotejar información de los liberados, el jurista explicó que las cuatro personas inicialmente arrestadas trabajan en el Ejército boliviano. “Los cuatro infiltrados llegaron a tener cierta relación (con los tres aprehendidos)”, sostuvo el abogado.

Añadió que la acción de libertad fue rechazada este sábado, pero Valda señaló que debido a que se trata de un caso armado, anunció que presentará una nueva acción de libertad y una apelación a la determinación de tres meses de detención preventiva para los activistas en el penal de San Pedro de La Paz.

“A ellos (los cuatro militares) los liberan porque había un contubernio, y en ese contubernio está incluida Inteligencia de las Fuerzas Armadas, porque los cuatro son tenientes del Ejército boliviano”, dijo Valda quien mostró en la audiencia, los verdaderos nombres de esas cuatro personas y los registros de la Contraloría General del Estado, en el que constan sus declaraciones juradas de bienes, como funcionarios del Ejército.

El abogado insistió en que se trata de infiltrados de Inteligencia del Ejército. Los tres detenidos preventivos, identificados como Rodolfo Augusto R. O., Mauricio Alejandro B. H. y Ricky Blass F. R. fueron detenidos a las 12:30 del 21 de julio junto a cinco personas más. Ana R., esposa de Rodolfo, y cuatro varones que resultaron ser militares infiltrados.

Valda remarcó que los jóvenes no tenían mochilas, como consta en los informes policiales. Empero, tenían cascos y escudos, como se vio en las fotografías que el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, publicó en sus redes sociales violando los derechos de los activistas detenidos.

Otro detalle que observan los abogados Valda y Carmen Arista es que sin que hubiera una sentencia; es decir que se obviara la presunción de inocencia y sin que se les hubiera pedido autorización para hacer uso de su imagen, fueron expuestos por Del Castillo “como trofeo político”.

Además de otras objeciones a la forma en la que los jóvenes fueron detenidos e irregularidades de los informes policiales, Valda afirmó que no existen pruebas ni testigos que demuestren que los jóvenes agredieron a alguna persona. Arista, por su parte, manifestó que la cadena de custodia fue rota y que no se cumplió con la presunción de inocencia. Mira la entrevista del periodista Nicolás Sanabria al abogado Jorge Valda.