Vargas: «Ellos manejan todo desde el primer partido»

Gróver Vargas, presidente de Wilstermann, desmintió ayer las acusaciones vertidas por la Comisión Fiscalizadora del club respecto a las observaciones realizadas en el proceso de venta de entradas y el borderó declarado en el partido ante Universitario de Vinto, disputado el domingo en el estadio Félix Capriles.

Fuente: lostiempos.com

El conteo de la recaudación estableció un total de 177.595 bolivianos, por la venta de 6.021 entradas. Vargas aseguró que ellos ya no manejan ningún tema relacionado a la comercialización de boletos.



“Los que manejan ahora la venta de entradas son la gente nueva. Ellos han colocado el control de las puertas y todo. (…) Ellos definen la dosificación, hablar con la empresa, el control de las puertas lo manejan ellos; no nosotros”, sentenció Vargas.

El dirigente explicó que la contratación de una empresa externa para el proceso de venta de tickets para los partidos en los que Wilstermann disputa de local se dio para buscar transparencia, dado el respaldo y trascendencia que tiene esta institución.

“Por un tema de transparencia, terciarizamos la venta de entradas”, aseveró Vargas, quien además dijo que actualmente no tiene contacto ni otro tipo de comunicación con la empresa.

Según declaraciones vertidas a diferentes medios de comunicación, tanto miembros de la Comisión Fiscalizadora como el candidato único a la presidencia del Aviador, Gary Soria, observaron el monto declarado por parte de la empresa a cargo de la venta de boletos, ya que presuntamente no tendría relación con la cantidad de personas asistentes.

El titular rojo acotó que, desde el primer partido del Torneo Clausura, ellos dejaron en manos del grupo liderado por Soria las decisiones respecto a cada partido.

Vargas tiene planificado retornar hoy por la noche a Cochabamba y dijo que se reunirá con el Comité Fiscalizador para aclarar el asunto. “No tienen por qué meternos a nosotros, que no tenemos nada que ver con esto”, puntualizó.

Wilster peleará por Moisés Villarroel

Wilstermann presentó ayer ante el Tribunal Superior de Apelaciones (TSA) un recurso de nulidad ante la decisión que emitió el Tribunal de Resolución de Disputas (TRD), que dio una habilitación provisional a Moisés Villarroel para jugar en Bolívar.

La dirigencia argumentó que el jugador tiene los sueldos cancelados y que no procedía la medida que dictó el TRD.

Los abogados del jugador adelantaron que, en caso de admitir la apelación, pedirán que Marcos Goytia, titular del TSA, se excuse de tratar el caso, ya que hace tres años se identificó “abiertamente” como seguidor del club aviador. (Página Siete).