Vice: «No podemos seguir peleando, no más desintegración ni codicia personal»

Autoridades en el ampliado de la Confederación de Interculturales de Bolivia.

VICEPRESIDENCIA

El presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca participaron del Segundo Ampliado Ordinario de la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales Originarias de Bolivia en Cobija, Pando.



“Tenemos que trabajar la unidad de todas las organizaciones sociales de Pando, Beni, Oruro, Cochabamba y de todos los departamentos. No podemos pelear porque eso es lo que quiere la clase dominante y el capitalismo, que peleemos entre nosotros. Tienen miedo a la unidad y los interculturales tenemos que trabajar la unidad de todos los aymaras, quechuas, guaraníes y de todos los pueblos”, afirmó el Vicepresidente, según una nota de prensa.

Choquehuanca afirmó que los pueblos indígenas conforman una gran familia y por eso deben dialogar para discutir cualquier problema y lograr un cambio.

“No puede haber miramientos entre nosotros, siempre debemos pensar en nuestros hijos y no solo en nosotros. Todos los problemas que plantean nuestros hermanos tenemos que discutirlos porque somos una gran familia. El poder de cambiar las cosas está en manos fundamentalmente de nuestras organizaciones y del pueblo, por eso hay que trabajar la unidad”, indicó.

El Vicepresidente remarcó que los pueblos del Abya Yala no deben desintegrarse y deben avanzar juntos.

“Nuestra wiphala nos dice que tenemos que integrarnos todos, porque nos han dividido y también nos dice que pertenecemos al Abya Yala, no podemos seguir pelando, no más desintegración ni codicia personal. Tenemos un solo continente”, expresó.

Por su parte, el Presidente manifestó que el Gobierno debe seguir a los pueblos indígenas, pues son ellos quienes pelearon para recuperar la democracia.

“No nos vamos a cansar de seguir las orientaciones de nuestros pueblos indígenas originarios. El camino para derrotar a la derecha es la unidad de nuestras organizaciones sociales y si mantenemos esa unidad, el Gobierno es fuerte y las organizaciones serán aún más fuertes. Somos un gobierno del pueblo y para el pueblo gracias a nuestros interculturales”, afirmó Arce.

En las últimas semanas, el Vicepresidente ha sido objeto de duros cuestionamientos por parte de parlamentarios y dirigentes afines al expresidente Evo Morales, que incluso han llegado a plantear públicamente su expulsión del MAS, a lo que otros representantes del oficialismo han salido a defender a Choquehuanca.

El discurso de renovación del Vicepresidente no es bien acogido por Morales.

Fuente: correodelsur.com