Analistas políticos ven intentos de sabotear el paro por el censo con los bloqueos en Santa Cruz

Analistas coinciden en que en su afán por debilitar el paro y la demanda de censo para 2023, el Gobierno mueve gente

Silvana Vincenti

Fuente: El Deber
“El Gobierno utilizará todos los medios posibles para debilitar cualquier protesta que nazca desde la institucionalidad cruceña, en este caso la demanda del censo para 2023”, opinó el analista José Orlando Peralta, sobre la multiplicación de puntos de bloqueo liderados por afines al MAS en al menos seis rutas, a poco de realizarse el paro de 48 horas.



Peralta cree que, con su discurso y sus acciones, el Gobierno busca deslegitimar, desacreditar y debilitar la demanda cruceña, probablemente azuzando a campesinos.

Resaltó que, contrariamente, el oficialismo guarda silencio sobre los que están bloqueando, sobre todo si su recurrente mensaje es la reactivación económica.
El analista recuerda que el partido de Gobierno tiene diferentes mecanismos para amenazar o contrarrestar la protesta de Santa Cruz, ya sea vía amedrentamiento judicial, y con el tema tierra, como en este caso.

“En general, nadie está en contra del censo, ni el Gobierno ni la oposición, ni Santa Cruz ni su institucionalidad, es una cuestión de los tiempos, y en este sentido el Gobierno quiere manejar los tiempos de acuerdo a su conveniencia, saltándose las normas”, aludió.

Sobre este punto, el constitucionalista José Luis Santistevan dejó clara la “jugada” del nivel central con la postergación del proceso censal para el año 2024.

Cree que el cambio de fecha es una decisión completamente política, y que recién en 2025 el Gobierno sacará los resultados del censo para que los recursos lleguen en 2026 y la redistribución en la Cámara de Diputados recién se materializará en 2030.

“Lo que debe entender el país, sobre todo donde hay más población y faltan recursos y representación política, es que se trata del término para dar los resultados”, dijo.

Asimismo, aclaró que de haberse realizado en 2022, los resultados saldrían en 2024, aplicables en 2025, con la consiguiente reconfiguración legislativa.
El analista Paúl Antonio Coca dijo que no hay casualidades cuando aparecen bloqueos y disputas por la tierra poco antes del paro por el censo, y que estos sectores tienen la certeza de que desde el nivel central no serán desbloqueados.

“No hay que hilar fino para hablar de estrategia política, los bloqueos son parte de eso, buscan generar daño económico” con bloqueos en puntos clave como el Norte Integrado, en perjuicio de productores, que al sufrir pérdidas con esta medida, no querrán seguir cargando con más daños debido al paro.

En consonancia con Peralta, considera que los que obstaculizan las rutas saben que cuentan con el aval del centralismo, y que la frustración ciudadana por los daños tarde o temprano acabaría en la escalada de la violencia, como sucedió en Guarayos ayer.

Coca también recuerda que con el paro, el Gobierno desplegará toda su estrategia comunicacional para mostrar su “fracaso”, pero también la jurídica, con persecución, porque tras el paro del lunes y martes la lógica dice que las medidas cruceñas podrían endurecerse.